7 maneras en que el Allosaurus se defendía a sí mismo

7 maneras en que el Allosaurus se defendía a sí mismo

El Allosaurus era un depredador ápice; a pesar de que estaba en el lado más pequeño, podía sostenerse contra muchos otros dinosaurios. Tenían músculos fuertes y mucha actitud, lo que los convirtió en dinosaurios con los que no deberías meterte. El número de fósiles del Allosaurus que se han encontrado significa que los científicos tienen una buena comprensión del comportamiento y las capacidades de este dinosaurio. Entonces, ¿cómo se defendió el Allosaurus de los ataques?

Los Allosaurus se defendieron de los ataques de muchas maneras, incluyendo:

  1. Dientes afilados dentados
  2. Mandíbula especializada y cráneo del Allosaurus
  3. Músculos especializados del cuello en el Allosaurus
  4. La velocidad del Allosaurus
  5. Las capacidades curativas del Allosaurus
  6. Estrategias del Grupo Allosaurus

Libra por libra, el Allosaurus fue el depredador más temible de finales del período Jurásico. Este dinosaurio no solo tenía estrategias de ataque mortales y duras, sino que también podía defenderse muy bien. Hay muchos otros datos interesantes que se han descubierto sobre este dinosaurio, incluyendo las diferentes formas en que fueron capaces de defenderse. Echemos un vistazo a algunos de ellos…

Formas en que el Allosaurus se defendió

El Allosaurus era un gran depredador y, aunque estaba un poco en el lado pequeño, ha sido descrito como el T-Rex de su tiempo. Sin embargo, había muchos depredadores diferentes que vivían en la misma época con la que el Allosaurus tenía que lidiar y a veces defenderse.

Afortunadamente, el Allosaurus tenía múltiples formas en que podía protegerse de los ataques de otros dinosaurios; echemos un vistazo en profundidad a estas defensas que hicieron que el Allosaurus salió en la cima en casi todas las batallas.

1. Dientes afilados dentados

El Allosaurus tenía dientes extremadamente afilados que eran aserrados para asegurarse de que hacían la mayor cantidad de daño que podían cuando el Allosaurus mordió a otro dinosaurio.

El Allosaurus estaba continuamente creciendo, desprendiéndose y reemplazando sus dientes dentados. Esto significa que los dientes del Allosaurus siempre fueron extraordinariamente afilados y listos para hacer daño. Sus dientes eran de aproximadamente 3 a 4 pulgadas (7,5 a 10 cm) de longitud, y el Allosaurus tenía alrededor de 32 de estos blancos nacarados decorando su boca en un momento dado.

La forma en que estos dientes fueron diseñados y la velocidad a la que el Allosaurus los reemplazó significa que eran armas perfectas no solo para cazar presas, sino también para defender al Allosaurus de manera muy efectiva.

2. Mandíbula especializada y cráneo del Allosaurus

El Allosaurus tenía una mandíbula y un cráneo especializados que podía usar como arma para ayudar a defenderse. El cráneo del Allosaurus era bastante fuerte, pero la fuerza de mordida era relativamente pequeña. Si el Allosaurus usara solo sus músculos de la mandíbula, entonces su fuerza de mordida solo se mediría de 805 a 2148 N (180 a 485 lbs o 81 a 220 kg).

Esta es una mordedura muy débil en el mundo de los dinosaurios, incluso parte de la fuerza de mordedura de nuestro depredador moderno es mayor que la del Allosaurus. Sin embargo, esto no detuvo al Allosaurus, ya que tenía algunas adaptaciones particulares a su cráneo y mandíbula que lo convirtieron en una fuerza temible con la que no se debería jugar.

El cráneo del Allosaurus podía soportar una fuerza vertical de aproximadamente 55,500 N (12480 lbs o 5660kg) contra la fila de dientes. Esta fuerza sugiere que el Allosaurus usaría su cráneo como un hacha o un hacha contra otros dinosaurios.

El Allosaurus atacaría a otros dinosaurios con la boca abierta de par en par y cortando la carne de otros dinosaurios con sus dientes dentados arrancando la carne sin astillar los huesos. El Allosaurus usaría esta estrategia al defenderse ya que el dinosaurio que está en el extremo receptor de este asalto con la boca abierta se debilitaría debido a la herida que recibiría y la posterior pérdida de sangre.

La mandíbula del Allosaurus tenía una brecha muy ancha; esto se debió a la articulación suelta entre la parte inferior de la espalda y las mitades delanteras de la mandíbula; esto se llama mandíbula de doble bisagras. Esto le daría a la mandíbula un efecto de arco, permitiendo que el Allosaurus abra su boca mucho más ancha que la mayoría de los otros dinosaurios.

Dinosaurio con la boca abierta

Descripción generada automáticamente con confianza media El Allosaurus tenía un enorme rango de mordeduras

Esto significa que el Allosaurus tenía un rango de mordida enorme. Este rango de mordeduras, junto con el cráneo fuerte y los dientes aserrados, significa que cuando el Allosaurus se defendió, podría hacer mucho daño a una gran área del dinosaurio que lo estaba atacando.

El peso de la cabeza y la fuerza de la mandíbula superior permitieron al Allosaurus golpear sus dientes profundamente en la carne del dinosaurio contrario y arrancar la carne mientras rastrillaba sus dientes a través de la carne del dinosaurio atacante.

Si el Allosaurus fue capaz de conseguir en un buen ataque de defensa mediante el uso de esta estrategia, el otro dinosaurio puede incluso haber sangrado de estas profundas heridas dejadas por el Allosaurus.

3. Músculos especializados del cuello en el Allosaurus

La fuerza de mordida del Allosaurus puede no haber sido poderosa, pero la compensaron con la fuerza de los músculos de su cuello.

El Allosaurus tenía un punto de unión bajo en su cráneo, que era donde el músculo longissimus capitis superficialis podía unirse a, lo cual es bastante inusual y no se ve en otros terópodos. Este músculo era uno de los poderosos músculos del cuello en el Allosaurus.

Esta unión muscular del cuello al cráneo habría permitido al Allosaurus hacer movimientos verticales muy rápidos y contundentes, y precisos con su cráneo. Esto hace que el golpe con la boca abierta que mencionamos anteriormente sea aún más devastador para el dinosaurio que lo recibe.

Este accesorio muscular también permitió al Allosaurus mover su cabeza fuera de peligro muy rápidamente para esquivar una mordedura que se acercaba o un columpio de cola con púas de otro dinosaurio. Esto ayudó al Allosaurus a proteger su cabeza, y esta velocidad permitió al Allosaurus tomar represalias con un contraataque antes de que el otro dinosaurio pudiera reaccionar a sus movimientos.

4. La velocidad del Allosaurus

El Allosaurus era un dinosaurio bastante rápido en comparación con otros depredadores que vivían en la misma época, esto fue gracias a sus poderosas patas que estaban perfectamente diseñadas para correr. Sus muslos eran más cortos que otros segmentos de la pierna, principalmente el pie y la espinilla. Esto significa que el Allosaurus tenía fuertes músculos de las piernas con una puerta larga para su tamaño.

Estos dos factores significan que el Allosaurus podría alcanzar entre 30 y 55 kph. Este era un dinosaurio rápido. Esta velocidad permitió a los Allosaurus retirarse de una batalla muy rápidamente si creían que no ganarían la pelea.

Por lo tanto, si el Allosaurus estaba siendo atacado por un dinosaurio que era más grande que él, o si el Allosaurus no quería luchar, entonces podría hacer un escape rápido con facilidad.

5. Pequeños brazos delanteros con garras enganchadas

El Allosaurus tenía dos extremidades anteriores que eran cortas en comparación con sus patas. Sus extremidades anteriores eran solamente el cerca de 35% la longitud de sus piernas en adultos. Estos brazos pequeños tenían tres dedos en cada mano, y estos dedos estaban inclinados con grandes garras fuertemente curvas que terminaban en puntos afilados.

Estos brazos eran pequeños pero poderosos, y el antebrazo era un poco más corto que la parte superior del brazo. La muñeca era muy flexible y tenía una versión de las articulaciones del carpo semilunato, que también se encontraron en los fósiles de terópodos derivados como los maniraptores.

El dedo más interno de estos tres dedos que estaban en su mano se conoce como el pulgar. Este pulgar era el dedo más grande y fue divergido de los otros dedos.

La inclusión de un pulgar en sus manos significa que las manos del Allosaurus eran adecuadas tanto para agarrar a sus presas cerca de sus pechos, así como para agarrar a otros dinosaurios desde la distancia. Esto permitiría al Allosaurus mantener a sus atacantes a un poco de distancia de ellos, lo que podría permitir que el Allosaurus atacara con su cuello y cabeza ágiles y robustos.

Imagen que contiene animal, café, caballo, perro

Descripción generada automáticamente El Allosaurus tenía manos curvas que se asemejaban a una forma de gancho

Las garras en los dedos de las manos de los Allosauruses eran curvas y se asemejaban a una forma de gancho. Esto permitiría al Allosaurus engancharse a la carne de otros dinosaurios creando heridas grandes y profundas que podrían haber hecho que el otro dinosaurio se retirara para recuperarse.

Las garras también podían sostener al dinosaurio contrario en su lugar mientras que los golpes mortales se entregaban con la cabeza y los dientes masivos.

Esto sugiere que sus afiladas garras eran una gran parte de su arsenal de armas mortales tanto en el ataque a sus presas como en la defensa propia.

6. Las capacidades curativas del Allosaurus

El Allosaurus no solo tenía armas para usar a su favor, sino que también tenía grandes habilidades curativas. El Allosaurus podría curarse a sí mismo mucho más rápido en comparación con muchos otros dinosaurios,incluidos otros depredadores con los que compartió su coto de caza.

Los huesos del Allosaurus fueron diseñados para sanar y recuperarse rápidamente; esto significa que sus huesos eran bastante resistentes. En los fósiles que se encontraron del dinosaurio Allosaurus, los científicos, a través de rigurosas pruebas, fueron asombrosamente capaces de detectar algunos rastros diluidos de ciertas firmas químicas.

Estas firmas químicas revelaron no sólo las diferencias entre el hueso curado y el hueso normal en el dinosaurio, sino también cómo el hueso dañado realmente se habría curado a sí mismo. El Allosaurus logró desarrollar una amplia gama de mecanismos de defensa dentro de su cuerpo que ayudaron a regular la reparación y curación no solo de huesos rotos, sino también de lesiones en la carne.

Esto le dio al Allosaurus la capacidad de luchar contra infecciones menores y curar heridas a las que otros dinosaurios pueden haber sucumbido a un ritmo alarmantemente rápido.

Esto sugiere que el Allosaurus nunca se enfermó realmente y significa que nunca tuvo un momento débil y siempre estuvo en la cima de su juego. El Allosaurus siempre estaba listo para una pelea, ya fuera para atacar a su presa o para defenderse sin que una herida o un hueso roto tuviera la oportunidad de frenarlo.

Esta capacidad del Allosaurus para sanar rápidamente probablemente parecía un superpoder para otros dinosaurios, pero fue una ventaja significativa para el animal en la recuperación de lesiones y poder vivir para luchar otro día. Esta habilidad también los convirtió en dinosaurios muy exitosos en su época.

7. Estrategias del Grupo Allosaurus

El Allosaurus estaba en el lado más pequeño de los depredadores y solo se alimentaba de 27 kg de carne por día. Sin embargo, para que el Allosaurus pudiera acabar con la gran presa que sabemos que hizo, como hemos encontrado evidencia en los estómagos fosilizados de los dinosaurios, habrían necesitado cazar en pequeños grupos.

Habrían cazado y formado un pequeño grupo familiar de la misma manera que lo habrían hecho los Raptors. Esto les permite acabar con dinosaurios que eran mucho más grandes que ellos, como el enorme Apatosaurus (que fue formalmente llamado Brontosaurus).

Este pequeño grupo familiar era ideal no solo para los ataques a las presas, sino también para la defensa contra otros dinosaurios. Todos los Allosauruses en este grupo familiar se defenderían entre sí de cualquier ataque de otros dinosaurios. Lo hacían porque sabían que se necesitaban el uno al otro para cazar con éxito.

Si uno de los suyos estaba siendo atacado, el resto de ellos probablemente habrían enjambre del dinosaurio atacante y lo habrían abrumado, al igual que lo hicieron los Raptors. Habría habido una ráfaga de mordeduras llenas de dientes afilados y aserrados y garras afiladas rasgando la carne del dinosaurio atacante desde todos los lados. Ese dinosaurio no tendría ninguna oportunidad contra un asalto de una familia Allosaurus.

Otros datos interesantes sobre el Allosaurus

El Allosaurus era de finales del período Jurásico, hace unos 154 a 115 millones de años, y fue uno de los mayores depredadores que existieron durante este tiempo. Este dinosaurio promedió 28 pies (8,5 metros) de longitud,aunque ha habido algunos fósiles que se encontraron que sugieren que podría haber alcanzado más de 39 pies (12 metros).

Un reptil con la boca abierta

Descripción generada automáticamente con confianza media

Tenía aproximadamente 16,5 pies (5 metros) dealtura, y el Allosaurus también podía pesar hasta 1,4 toneladas (3086 libras). Su piel era marrón o verde con rayas rojas descoloridas a lo largo de su espalda. Debido a su coloración y otras características, el Allosaurus no se parecía a la mayoría de los otros dinosaurios que vivieron durante su período de tiempo. Así es como el Allosaurus obtuvo su nombre; Allosaurus significa lagarto diferente.

El Allosaurus era un dinosaurio bastante propensoa los accidentes, según sus fósiles. No es inusual que los fósiles del Allosaurus estén maltratados y llenos de signos de huesos rotos. Algunas de estas lesiones muestran el patrón de fracturas que se esperarían después de un flop en el suelo mientras el dinosaurio corría. ¡Igual de bien, podría sanar rápidamente!

El Allosaurus tuvo algunos problemas para oír. El oído interno de este dinosaurio fue construido como la oreja del cocodrilo actual. Esto sugiere que el Allosaurus puede haber tenido dificultades para captar ruidos que estaban en el rango de alta frecuencia, al igual que los cocodrilos.

El Allosaurus en realidad se compone de al menos siete especies separadas. La historia del Allosaurus es desordenada, con dinosaurios terópodos de géneros aparentemente nuevos, que en una inspección posterior, resultaron ser especies separadas de Allosaurus.

La vida media del Allosaurus era cerca de 25años. Basado en evidencia fósil, el Allosaurus alcanzó su tamaño adulto completo a los 15 años de edad, y el dinosaurio podría vivir otros 10 a 15 años una vez que haya llegado a este punto, salvo inanición o una herida mortal.

El Allosaurus también tenía una característica única en su cráneo. El Allosaurus tenía extensiones en los huesos del cráneo llamadas huesos lagrimales. Estas extensiones formaron un cuerno de ceja que estaba en la parte superior de cada ojo. Estos cuernos eran relativamente frágiles y eran de diferentes formas y tamaños. Probablemente se utilizaron sólo para fines de visualización.

Conclusión

El Allosaurus era un poderoso dinosaurio con muchas armas a su disposición. Esta criatura no era grande, pero podía enfrentarse a cualquier dinosaurio que intentara atacarla. Este dinosaurio fue construido para la lucha, hasta su estructura muscular especializada. El Allosaurus siempre estaba listo y esperando.

Desde sus dientes aserrados y afilados hasta sus garras enganchadas y su dinámica familiar, el Allosaurus no habría sido un dinosaurio con el que querrías meterte.