Adoptado, el plan climático de Joe Biden podría darle al planeta algo de esperanza

Recientemente, el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobaron nuevas leyes para luchar contra el calentamiento global. Se trata de un ambicioso proyecto cuyo principal objetivo es limitar drásticamente las emisiones de dióxido de carbono del país.

Una reducción del 40% en las emisiones de CO2

El 7 de agosto de 2022, a instancias del presidente Joe Biden, el Congreso de los Estados Unidos dio a conocer varias leyes sin precedentes que muestran una cierto deseo de limitar el calentamiento global en curso. El Senado ya había adoptado el texto y luego la Cámara de Representantes hizo lo mismo, como explica France 24 en un artículo (en inglés) del 13 de agosto de 2022. un tuit Tras esta última votación, Joe Biden no ocultó su entusiasmo y dijo: “Hoy ganó el pueblo estadounidense y perdieron los intereses especiales”.

Esta victoria sigue a dieciocho meses de debate. Estamos hablando de un plan muy ambicioso para reducir las emisiones de carbono con un presupuesto de 430 mil millones de dólares. Si el proyecto logra sus objetivos, Estados Unidos debería reducir sus emisiones de CO2 en un 40% para 2030 en comparación con los de 2005.

Para lograr esta reducción significativa, el foco estará en las energías renovables como la eólica y la solar. Además, parte del presupuesto se referirá tanto a la captura y almacenamiento de carbono, la transición al hidrógeno y la fabricación de pequeños reactores nucleares. Estas leyes también incluyen medidas sociales como precios más bajos de los medicamentos y un aumento en varios impuestos corporativos, una medida denominada “antiinflacionaria”.

¿Puede el mundo seguir?

No cabe duda que con estas nuevas leyes explicadas en un video oficial (ver final del artículo), Joe Biden y Estados Unidos están enviando un mensaje importante a toda la comunidad internacional. Sin embargo, este mensaje pretende decir que la ecología es ahora una verdadera emergencia y esto es significativo, tanto que es necesario dar respuestas rápidas y eficaces. ¿Inspirará este proyecto a otros países a hacer más? El futuro lo dirá.

Mientras tanto, las malas noticias han empañado un poco el panorama. De hecho, China anunció su retiro de las negociaciones con Estados Unidos sobre el calentamiento global. Recordemos que muy recientemente, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, realizó una visita diplomática a Taiwán, lo que molestó mucho al gobierno de Xi Jinping.

¿Es esto un pretexto para que China continúe contaminar de forma descontrolada o una razón geopolítica real cuyo grado de sensibilidad le corresponde? Es difícil de decir, pero en cualquier caso, una transición global en el contexto de la lucha contra el calentamiento global no será posible sin China.