Aquí hay un exoesqueleto “adaptativo” de nueva generación potenciado con IA

Ingenieros estadounidenses han desarrollado un exoesqueleto portátil muy especial. Este es el primero en poder adaptarse a la fuerza muscular de una persona para ayudarla a caminar. Según los investigadores, esta tecnología puede ayudar a muchas personas y podría comercializarse.

Exoesqueleto, IA y aprendizaje automático

Ayudar a los pacientes a caminar y correr más rápido usando exoesqueletos, la idea obviamente no es nueva. En 2019, por ejemplo, unos investigadores desarrollaron un exoesqueleto en forma de pantalón corto y otros diseñaron uno para niños con parálisis cerebral. En una publicación del 12 de octubre de 2022 en la revista Naturalezase trata de un exoesqueleto “adaptativo” integrando un algoritmo así como aprendizaje profundo (aprendizaje automático).

Investigadores del laboratorio de biomecatrónica de la Universidad de Stanford (EE.UU.) han discutido la primer exoesqueleto de tobillo portátil (ver video al final del artículo). Esto se puede personalizar utilizando un programa matemático basado en el aprendizaje automático. Incorpora una batería en la cintura, un motor, un tambor, una transmisión por cable así como un sistema electrónico conectado a sensores.

Más precisamente, se trata de una especie de bota robótica que funciona gracias a los músculos de la pantorrilla, permitiendo así un empujón adicional. Sin embargo, este impulso se personaliza utilizando el modelo establecido por aprendizaje automático, cuyo entrenamiento se realiza durante varios años a través de emuladores. En la práctica, el individuo ahorra el doble de energía en comparación con el uso de otros dispositivos del mismo tipo.

Exoesqueleto caminante de IA
Créditos: captura YouTube / Stanford

Resultados que reflejan un progreso significativo

Los investigadores de Stanford esperan ayudar aún más a las personas mayores y otras personas con movilidad reducida en su vida diaria. Por lo tanto, sus argumentos se refieren el ahorro de energía – 17% menos energía gastada – ​​y mejorar la velocidad de marcha – aumento de la velocidad en un 9%. Para los responsables del proyecto, la comercialización puede ser posible dado que anteriormente otros modelos del género no tenían en cuenta la fuerza de los usuarios.

“Estas son las mayores mejoras de velocidad y energía de cualquier exoesqueleto hasta la fecha. […] Hemos estado trabajando para lograr este objetivo durante aproximadamente 20 años y, sinceramente, estoy un poco sorprendido de que finalmente lo hayamos logrado. […] Realmente creo que esta tecnología va a ayudar a mucha gente”. declaró en particular Patrick Slade, el principal líder de la obra.

Voluntarios, niños y adultos, realizaron pruebas y los datos proporcionaron información sobre el gasto de energía y el movimiento. Los emuladores de exoesqueleto brindaron la capacidad de probar rápidamente la mejor manera de ayudar a las personas con la personalización, o mejor dicho, el desarrollo de un asistencia precisa adaptándose a cada individuo.