China está probando una vela gigante para eliminar los desechos espaciales

Ingenieros chinos han desplegado con éxito una vela ultrafina unida a una parte de un cohete para acelerar el proceso de desorbitación. Operada durante un lanzamiento reciente, esta prueba tiene como objetivo reducir la cantidad de desechos espaciales que flotan sobre nuestro planeta.

Se estima que hay más de 34.000 desechos espaciales artificiales de más de diez centímetros en órbita alrededor de la Tierra. Estos objetos, que giran por el espacio a más de 25.000 km/h, representan una amenaza perpetua para los satélites activos y los ocupantes de la ISS. Y no ha terminado. La cantidad de escombros solo aumentará en los próximos años.

Además, desde hace algún tiempo, varios actores espaciales han estado pensando y desarrollando varios medios para combatir esta acumulación de desechos. Sabemos que la Agencia Espacial Europea (ESA), por ejemplo, ha firmado un acuerdo con la start-up suiza ClearSpace para sacar de órbita los residuos espaciales con el fin de quemarlos en la atmósfera. Se planea una primera prueba para 2025. Más recientemente, China probó otra posible solución de bajo costo para el problema cada vez mayor de los desechos espaciales.

Una vela para aumentar la resistencia

La idea es desplegar un vela en forma de cometa conectado al componente que desea desorbitar. Este proceso sería aumentar la resistencia atmosférica trabajando contra el objeto al que está unido, acelerando así el decaimiento orbital.

En una prueba reciente, una vela veinticinco metros cuadrados tuvo lugar después del lanzamiento de un cohete Gran Marcha 2D el 24 de junio. Esto tenía como objetivo poner varios satélites en órbita. Aunque la misión no se anunció de antemano, la Academia de Tecnología de Naves Espaciales de Shanghai (SAST) dijo unos días después que la vela de arrastre había sido implementado con éxito para ayudar en la salida de órbita de la tercera etapa del cohete.

Esto no sucederá antes alrededor de dos años. Sin embargo, sin esta vela, este componente del cohete habría permanecido en órbita alrededor de la Tierra mucho más tiempo.

vela china
La vela de arrastre de 25 metros cuadrados de China ayudará a sacar de órbita un objeto de 300 kg dentro de dos años. Créditos: SAST

Según las autoridades chinas, esta vela está hecha de un material superfino, aproximadamente del mismo grosor que una décimo del diámetro de un cabello humano. El componente al que está unido actualmente tendría una masa de aproximadamente 300 kg. Actualmente está orbitando la Tierra a una altitud de aproximadamente 491 kilómetros.

Esperando que la técnica funcione como se esperaba. Por otro lado, no está claro si China podrá controlar dónde podrían caer las piezas de este cohete para evitar zonas pobladas. Recordemos que en abril, los escombros probablemente causados ​​por un cohete chino que se desintegró durante su reingreso cayeron sobre una aldea india. En mayo de 2020, varios escombros de otro cohete Gran Marcha 5B también cayeron sobre dos aldeas de Costa de Marfil y dañaron casas.