Curcumina: ¿cuáles pueden ser los beneficios?

La curcumina ha sido parte de las tradiciones culinarias de la India durante más de 4000 años. Por tanto, este pigmento polifenólico amarillo se utiliza en la cocina pero también como complemento alimenticio. Sus propiedades para la salud son bastante numerosas.

¿Qué es la curcumina?

La curcumina (o diferuloil-metano) es el pigmento principal de la cúrcuma que también se llama “cúrcuma”. Se trata de colorante alimentario E100, dando un color amarillo. En la cocina se encuentra en productos lácteos, mezclas secas, sorbetes y otros helados. Algunos dulces también lo contienen. Tenga en cuenta que la curcumina no tiene mucho gusto en comparación con el azafrán tradicional.

Además, también se utiliza Como un suplemento dietético porque los beneficios de la curcumina son múltiples. Consumiéndolo, sería posible prevenir el cáncer y contribuir a su tratamiento. También hay efectos positivos sobre las úlceras de estómago y las enfermedades inflamatorias. La curcumina también es conocida por tratar la gingivitis, reducir la hiperlipidemia, prevenir el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2. Finalmente, podría mejorar el rendimiento cognitivo en pacientes con enfermedad de Alzheimer.

¿Tratar y prevenir el cáncer?

En un extenso dossier, la revista Passeport Santé resumió el trabajo científico sobre la curcumina. Primero, recuerde que el investigación científica contra el cáncer es muy activo. Se han realizado ensayos en particular desde 2011 en los Estados Unidos, a través de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. Según los científicos, los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de la curcumina pueden desempeñar un papel en la prevención y el tratamiento de este tipo de enfermedad. Un estudio in vitro realizado en Corea del Sur y publicado en 2007 mostró que la curcumina inhibió la proliferación de células cancerosas a través de la producción de ciertas enzimas.

En cuanto a la prevención del cáncer, los datos clínicos aún son escasos porque el trabajo existente incorpora muestras no superiores a 25 personas. Sin embargo, en realidad habría una menor prevalencia de ciertos cánceres en países donde la cúrcuma se consume mucho.

curcumina de cúrcuma
Crédito: taharbekkaye / Puxabay

¿Qué pasa con otras dolencias?

Para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, los datos clínicos son insuficientes. Por lo tanto, estos no respaldan la afirmación de que consumir curcumina sea beneficioso para los pacientes. Algunos estudios han demostrado un aumento de las vitaminas, pero no mejorar las funciones cognitivas. En términos de gingivitis, un estudio aleatorizado de 2011 afirmó que un enjuague bucal a base de cúrcuma puede disminuir la contaminación bacteriana tan eficazmente como la clorhexidina. Para la artritis reumatoide, se ha demostrado que la curcumina es tan eficaz como la fenilbutazona en trabajos que se remontan a 1980.

Dos estudios publicados en 2011 y 2012 sugieren un posible efecto preventivo de la cúrcuma en la diabetes. En el primero, los voluntarios tomaron tres cápsulas de cúrcuma (750 mg – entre 75 y 85% de contenido de curcumina) dos veces al día durante nueve meses. Según los resultados, el 16% de los participantes en el grupo de placebo desarrollaron diabetes y ninguno en el grupo de la “cúrcuma” que también han perdido peso. En el segundo, los pacientes diabéticos con nefropatía, algunos de los cuales tenían insuficiencia renal, tomaron 22 mg de cúrcuma tres veces al día durante dos meses. Los resultados mostraron un disminución de la excreción urinaria de proteínas. También se trata de una caída en los niveles de IL-8, una molécula ligada a una infección, así como de TGF-β, un factor de crecimiento que se expresa de manera anormal en la diabetes con nefropatía.

En cuanto al tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas, enfermedades inflamatorias del intestino, enfermedades cardiovasculares, hiperlipidemia o incluso diabetes, existen resultados alentadores. En cambio, hay muy pocos estudios o se refieren a muy pocos voluntarios, por lo que es necesaria una investigación exhaustiva para obtener certezas reales.


.