Da Vinci creó muchas cosas, pero no el busto de Flora.

Inventor, científico, ingeniero, pintor, escultor, arquitecto, músico, filósofo o incluso escritor… Leonardo da Vinci diseñó y creó muchas piezas, pero no el busto de la diosa Flora. En cualquier caso, esto lo confirma un estudio que cierra un debate de larga data. De hecho, la escultura fue creada siglos después de la muerte del artista.

En 1909, el busto de la diosa Flora (una deidad romana de las plantas con flores) fue adquirido en una subasta por Wilhelm von Bode, fundador y director del Museo Kaiser Friedrich (ahora Museo Bode) en Berlín. En ese momento, la estatua de cera de aproximadamente dos pies de alto se había atribuido a Leonardo da Vinci, principalmente porque los rasgos de la mujer se parecían a los de los rostros de las pinturas del artista. Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo.

Muchas disputas

En los dos años posteriores a esta adquisición, los investigadores europeos publicaron varios cientos de artículos en los que cuestionaban el origen de la escultura.

Llevado a cabo en la década de 1900, el análisis químico de la cera no no pudo determinar la edad de la estatua. Por otro lado, había permitido aislar rastros de espermaceti, una sustancia cerosa de color blanco que se produce en la cabeza de los cachalotes. Sin embargo, el uso de este material fue bastante raro en los objetos de arte del Renacimiento y mucho más común en la escultura del siglo XIX.

Otros también cuestionaron el método de moldeo que sentían que no reflejaba las técnicas del Renacimiento. Otro estudio también reveló la presencia de trozos de troncos y madera del siglo XIX en la parte posterior del busto. Sin embargo, los autores de este trabajo estuvieron de acuerdo en que estos materiales podrían haber estado relacionados con la pieza durante manipulaciones posteriores.

Finalmente, hay documentos históricos que avalan que dicho busto fue creado por un escultor británico del siglo XIX llamado Richard Cockle Lucas en 1846. Estos documentos están firmados por su hijo.

Es una trama, una farsaEntonces se defendió Von Boden quien fue acusado de haber comprado una falsificación.

Sin embargo, si los orígenes de este busto fueran disputado entre los expertos en arte durante más de un siglo Dado que ninguna evidencia directa lo ha vinculado con Da Vinci, ningún estudio ha probado con certeza esta ausencia de parentesco. Ahora esta hecho.

flora leonard de vinci
Crédito: SMB-SPK

Tallada entre los siglos XVIII y XIX.

Como parte de este estudio, un equipo liderado por investigadores del CNRS / Chimie ParisTech llevó a cabo un nuevo análisis químico de la pieza, enfatizando que estaba compuesta principalmente de espermaceti mezclado con cera de abejas.

Sobre esta base, los científicos pudieron fechar algunas muestras de cera midiendo la desintegración del carbono 14, una forma radiactiva del carbono. También se encargaron de calibrar sus cálculos para reflejar que la cera provenía de animales en un ambiente marino.

Al comparar su análisis de cera con las mediciones de carbono 14 de otras fuentes marinas, los investigadores estimaron que el busto probablemente era tallado en el siglo XIX, y no durante la vida de Leonardo da Vinci (1452-1519).


.