La contaminación afecta al agua de muchos ríos, especialmente cuando estos atraviesan ciudades. Un equipo de investigadores taiwaneses ha imaginado un concepto de ecosistema impreso en 3D para ríos urbanos. Este proyecto también fue premiado en un concurso reciente.

Devolver la vida a los ríos

Ya sea por la contaminación de drogas y otras medicinas, diesel o incluso químicos tóxicos, las actividades humanas maltratan los ríos. Sin embargo, en los casos menos preocupantes, la contaminación sigue presente en los ríos, especialmente en los cursos de agua que fluyen a través de los centros urbanos. Como resultado, estos ríos contienen menos vida. Algunos incluso están completamente desprovistos de él. Basándose en esta observación, un equipo de la Universidad de Tunghai (Taiwán) ideó un concepto llamado C-Ecología.

Concretamente, adopta la forma de un cesto hexagonal colocado sobre el agua, con estructuras huecas de cerámica inmerso. Según los investigadores, estas formas resultantes de la impresión 3D deberían dar la posibilidad a ciertos organismos (camarones, mariscos, etc.) de volver a poblar los ríos urbanos. Esta innovación fue premiada en el Green Future Club 2022. Este es un concurso que apoya financieramente conceptos ecológicos destinados en particular a reemplazar ciertos productos y equipos no duraderos.

Impresión 3D del ecosistema fluvial
Créditos: Green Future Club
impresión 3d del ecosistema fluvial 3
Créditos: Green Future Club

Ecosistemas comparables a los de los corales

Específicamente, el C-Ecology tiene múltiples partes y sellos. En la parte superior, la canasta que flota en el agua toma la forma de un colador con agujeros en los costados. Sin embargo, estos agujeros están destinados a bienvenida las diferencias de plantas. Impreso en 3D en un material que aún no ha sido definido, la parte sumergida y sus estructuras huecas son resistentes a los ambientes acuáticos. Su objetivo es reproducir las condiciones de vida de los peces y otros crustáceos aportándoles los nutrientes necesarios a modo de corales. Es por tanto una forma de reproducir un ecosistema que ya existe en determinados entornos naturales. Por otro lado, no se trata de obtener ecosistemas tan importantes como los de los océanos.

Para los líderes del proyecto, el desarrollo de esta vida acuática debería haber consecuencias favorables en los ríos. Entre otras cosas, se trata pues de garantizar una mejor circulación del agua y, más en general, de aportar un equilibrio a estos cursos de agua, entre el embellecimiento del medio ambiente, el ecosistema y la hidrofilia. Sin embargo, el concepto C-Ecology todavía está en desarrollo y seguramente tomará algunos años ver las primeras pruebas.