A medida que más y más aeropuertos comienzan a utilizar el reconocimiento facial, Dubai ha ido aún más lejos. De hecho, este aeropuerto cuenta ahora con escáneres de iris para verificar la identidad de los viajeros en un tiempo récord.

Simplifique y optimice los procedimientos

En 2019, hablamos sobre el hecho de que la Seguridad Nacional de los Estados Unidos quería equipar sistemas de reconocimiento facial 97% de los aeropuertos del país para 2023. Esto no es sorprendente dado que Estados Unidos es el país más seguro del mundo. Este tipo de dispositivo también es muy eficaz para comparar instantáneas con bases de datos de solicitudes de pasaportes y visas y, obviamente, en términos de controles fronterizos.

El aeropuerto de Dubai fue el más transitado del mundo en 2014 con 70,5 millones de pasajeros internacionales en tránsito. Sin embargo, Dubai ha estado a la vanguardia de la tecnología durante varios años. Por lo tanto, no es una coincidencia que el aeropuerto haya adquirido recientemente escáneres de iris para identificar a los viajeros que ingresan a los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Como explicó ABC News el 8 de marzo de 2021, este sistema elimina la necesidad de documentos de identidad o tarjetas de embarque. De hecho, los datos proporcionados por el iris son en conexión con bases de datos reconocimiento facial del país.

Por lo tanto, la ruta de los viajeros desde el check-in hasta el embarque es mucho más simple, ya que se realiza de una vez. Obaid Mehayer Bin Suroor, subdirector de la Dirección General de Residencia y Asuntos Exteriores, afirmó que todos los trámites ahora son inteligentes y se toman sólo entre cinco y seis segundos.

Aeropuerto de dubai
Aeropuerto de Dubai (EAU) – Crédito: Jason Mrachina / Flickr

Un borrón en el almacenamiento de datos

El coronavirus SARS-CoV-2 sigue circulando de forma muy activa por todo el planeta. Sin embargo, el nuevo sistema del aeropuerto de Dubai permite minimizar el contacto humano al entrar / salir del país. Por lo tanto, los Emiratos Árabes Unidos creen que esta tecnología puede detener la propagación del virus. A pesar de sus promesas con respecto a la crisis de salud, los escáneres de iris plantean cuestiones éticas. Al igual que con el reconocimiento facial, los temores giran en torno a la invasión de la privacidad y la democratización de la vigilancia masiva. También hay una de las concentraciones más altas del mundo per cápita de cámaras de vigilancia en los Emiratos.

Finalmente, existe una vaguedad con respecto al almacenamiento de datos en el aeropuerto de Dubai. Por ejemplo, la empresa Emirates explica en su declaración de privacidad biométrica que el rostro del pasajero está vinculado a otra información de identificación personal (pasaporte e información de vuelo). Si bien no hay evidencia de que estos datos realmente terminen siendo borrados, la Oficina de Inmigración de Dubai ha dicho que garantiza que los mismos datos estén protegidos para que ningún tercero pueda acceder a ellos.