El consumo de edulcorantes aumenta el riesgo de desarrollar cáncer

Muchos alimentos y otras bebidas que contienen edulcorantes están disponibles en el mercado y millones de personas los consumen regularmente. Sin embargo, un estudio reciente confirma que el consumo de edulcorantes está relacionado con un mayor riesgo de cáncer.

Un verdadero problema de salud pública

Los edulcorantes son productos que saben a azúcar, al tiempo que reduce o evita (según el tipo) la ingesta de calorías. Este tipo de ingrediente se encuentra en muchos productos de la industria alimentaria, con la promesa de efectos beneficiosos para la salud. Sin embargo, algunos estudios ya han demostrado que ciertos edulcorantes como el aspartamo y la sucralosa puede promover el aumento de peso y la aparición de diabetes tipo 2.

En 2018, un trabajo realizado en la Universidad Ben Gurion del Negev (Israel) arrojó una conclusión edificante. De hecho, los edulcorantes contenidos en ciertos alimentos, incluidos los suplementos deportivos, son tóxicos para nuestras bacterias intestinales. Sin embargo, un actividad microbiana intestinal alterada puede generar una cantidad importante de problemas de salud.

Un grupo de investigadores que trabajan para INSERM, INRAE ​​y la Sorbonne Paris Nord University también publicaron un análisis en la revista PLOS Medicine el 24 de marzo de 2022. Sin embargo, esto se basa en los resultados del estudio NutriNet-Santé que incluye nada menos que 102,865 adultos desde 2009. La conclusión de esta investigación es inequívoca: las personas que consumen edulcorantes, en particular aspartamo y acesulfamo-K, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Además, es probable que este aumento del riesgo preocupe cualquier forma de cáncer.

edulcorante
Créditos: Luis Echeverri Urrea / iStock

Una mala alternativa al azúcar.

En detalle, existe un mayor riesgo de 13% para cánceres relacionados con la obesidad entre los mayores consumidores de edulcorantes. El riesgo es mayor a una tasa del 22% para el cáncer de mama. Además, el estudio confirma los resultados de otras investigaciones previas y esta vez nos permite afirmar formalmente que la sustitución del azúcar por edulcorantes no representa una alternativa positiva.

Actualmente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), así como otras agencias de salud pública en otras partes del mundo llevar a cabo una reevaluación de riesgos en cuanto a los edulcorantes. Sin embargo, este último estudio aporta nueva información en este sentido. Por lo tanto, es posible que en un futuro más o menos cercano, este tipo de ingredientes sea objeto de una prohibición dentro de la industria alimentaria.


.