El “misterio de Betelgeuse” está oficialmente resuelto