El Premio Nobel de Química premia el trabajo sobre “química del clic”

El Premio Nobel de Química 2022 acaba de ser otorgado conjuntamente a Carolyn Bertozzi, K. Barry Sharpless y Morten Meldal por el desarrollo de la “química del clic”. Los tres compartirán la suma de diez millones de coronas suecas, o aproximadamente 925.000 euros.

Después de la medicina y la física, paso a la química. Hace dos años, Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna fueron premiadas por su trabajo en tijeras genéticas CRISPR/Cas9. El año pasado, el comité premió a Benjamin List y David MacMillan por su trabajo que condujo al desarrollo de una nueva herramienta precisa para la construcción molecular: la organocatálisis.

Para este año 2022, el Premio Nobel de Química es para Carolyn Bertozzi (UC Berkeley, California), K. Barry Sharpless (Universidad de Stanford, California) y Morten Meldal (Universidad de Copenhague, Dinamarca). Los tres sentaron las bases y desarrollaron un forma mas funcional de quimica.

premio nobel de quimica
Carolyn R. Bertozzi, Morten Meldal y K. Barry Sharpless. Créditos: Premio Nobel

Haga clic en Química

Durante mucho tiempo, los químicos se han sentido impulsados ​​por el deseo de construir moléculas cada vez más complejas en un intento de replicar lo que la naturaleza hace de manera tan hermosa. Este trabajo es de particular interés en el campo farmacéutico. Sin embargo, desarrollar moléculas tan complicadas no es fácil, por supuesto.

De hecho, el proceso debe realizarse en varias etapas, creando cada etapa subproductos no deseados. Por lo tanto, estos subproductos deben eliminarse antes de pasar al siguiente paso. Al final, para las construcciones más exigentes, la pérdida de material puede ser tan grande que no quede casi nada con lo que trabajar. Estos tres investigadores hicieron posible simplificar estos procesos.

Barry Sharpless (quien, por cierto, recibió su segundo Premio Nobel de Química) comenzó a rodar a principios de la década de 2000 al proponer el concepto de “química de clic”. En otras palabras, el investigador permitió el desarrollo de bloques de construcción moleculares capaces de encajar de forma rápida y eficiente a través de reacciones químicas especiales. Esta forma más simple de química también es más confiable, ya que permite limitar los subproductos no deseados.

Posteriormente, Morten Meldal y Barry Sharpless descubrieron de forma independiente moléculas que funcionan exactamente así y ahora se utilizan en la fabricación de fármacos.

Mientras tanto, Carolyn Bertozzi ha llevado la técnica a otro nivel al desarrollar este tipo de reacciones dentro de los organismos vivos de tal manera que puede mapear biomoléculas importantes, pero difíciles de alcanzar, en la superficie de las células, los glicanos, todo sin alterar la química celular normal.