Un gigante de juguetes estadounidense y una empresa japonesa han colaborado en un proyecto que debería emocionar a los fanáticos de Transformers. De hecho, se trata de un juguete con la efigie de Optimus Prime, el personaje principal de la saga. Lejos de ser un simple juguete, este está compuesto por nada menos que 5.000 piezas y es capaz de transformarse automáticamente.

No es un monstruo

En diciembre de 2020, el robot gigante inspirado en la serie Gundam dio sus primeros pasos oficiales en Japón. Este último tiene de hecho caminó solo sin ningún apoyo, lo que resultó en imágenes que causaron revuelo en las redes sociales. Por otro lado, Forbes se aseguró de recordar que el universo de Gundam no tenía nada que ver con el de la saga Transformers. Por tanto, no es posible ninguna comparación con el robot Optimus Prime, recientemente fruto de la colaboración entre el gigante del juguete Hasbro (Estados Unidos) y la empresa de robótica Robosen (Japón). Además, las dimensiones no son en absoluto iguales. De hecho, el Gundam tiene 18 m de altura y el Optimus Prime, solo 50 cm. Es un juguete para niños (ver video al final del artículo).

Sin embargo, el robot en cuestión tiene varias peculiaridades que lo convierten en un juguete excepcional. El primero es, obviamente, su capacidad hasta ahora sin precedentes para metamorfosearse automáticamente y moverse. Esta es una gran novedad. El usuario utiliza comandos de voz para indicar a la máquina que cambie de su forma de robot a su forma de camión original y viceversa. De cuarenta comandos disponibles, algunos se utilizan para avanzar, atacar o disparar. También debemos mencionar la presencia de cerca de ochenta efectos de sonido.

transformadores robot 2
Créditos: Captura oficial de YouTube / Robosen

Este robot es una joya de la tecnología

También es posible tomar el control de este Optimus Prime a través de Bluetooth usando una aplicación móvil. Mientras el robot se mueve rodando (forma de camión) o caminando (forma de robot), la aplicación integra un interfaz de programación gráfica. Esto permite al usuario crear poses y animaciones personalizadas. Además, el fabricante ha prometido nuevas animaciones para descargar en un futuro próximo.

Al reunir un poco de 5.000 piezas, el Optimus Prime incorpora 60 chips electrónicos para controlar nada menos que 27 servomotores. Por cierto, esta pequeña joya de la tecnología tiene un precio: 700 dólares. A pesar de este precio bastante alto, fue un éxito ya que poco después de la apertura de los pedidos anticipados, el producto se agotó. Se esperan las primeras entregas para octubre de 2021.

Aquí está la presentación del Optimus Prime de Robosen: