El uso del mercurio habría facilitado el declive de los mayas

La humanidad no esperó a la revolución industrial para empezar a contaminar. Un estudio reciente, por ejemplo, reveló una contaminación significativa por mercurio en ciertos sitios mayas clasificados. Considerado sagrado, el mercurio puede haber ayudado a diezmar a la población.

Niveles muy altos de contaminación por mercurio

La industria usó mercurio hasta mucho antes de que se identificara como responsable de la muerte de muchos artesanos, especialmente en el siglo XIX. Esta sustancia es de hecho tóxico para el sistema nervioso central y periférico. En ese momento, el mercurio se usaba como tinte en un esfuerzo por lograr los populares colores púrpura. Más concretamente, se trataba del “cinabrio”, una especie mineral que contiene sulfuro de mercurio conocida desde la Antigua Grecia.

El Departamento de Geografía del University College London (Reino Unido) publicó un estudio en la revista Frontiers el 23 de septiembre de 2022. ¿El objetivo? Conozca más sobre el legado ambiental que dejaron los mayas. Sin embargo, el equipo de investigación dice que encontró niveles significativos de contaminación por mercurio en algunos sitios arqueológicos. Esta sustancia supera incluso los umbrales de peligrosidad, tanto que se pidió a los científicos que redoblaran la vigilancia.

Si la contaminación ambiental por mercurio suele encontrarse más bien en lugares urbanos contemporáneos y áreas industriales, no es el caso de los mayas. Aquí se trata de una presencia de mercurio desde hace siglos y de una profunda infiltración en el suelo. Según los investigadores, estos increíbles niveles de mercurio preocupan siete de los diez sitios del período Clásicoes decir, desde el siglo VI al IX d.C.

cristales de cinabrio de mercurio
Cristales de cinabrio. Créditos: Bergminer / Wikipedia

¿Por qué tal presencia?

¿Cómo es que los mayas usaron tanto mercurio? Como explica el geoarqueólogo estadounidense Nicholas Dunning, que participó en el estudio, los mayas creían que los objetos podían contener ” ch’ulel“. Era un fuerza espiritual de la sangre. Así, el pigmento rojo contenido en el cinabrio se consideraba sagrado. Solo que, aquí, los mayas desconocían que esta sustancia también era mortal.

Además, la investigación ha demostrado que el cinabrio no es no extraído directamente de los territorios mayas, pero procedían de otras partes de América Central. Sin embargo, se desconoce la forma en que los mayas obtuvieron la sustancia en cuestión. Es posible que lo hayan comprado a los pueblos vecinos o lo hayan producido mediante un proceso químico. Mientras tanto, los investigadores creen que el cinabrio tiene contribuido en gran medida a la caída de los mayas por su toxicidad.