Una empresa con sede en el suroeste de Francia ha desarrollado diques desmontables y modulares. Estos, que son objeto de varias solicitudes de patente, tienen como objetivo absorber la energía de las olas mientras generan un movimiento de retorno hacia el océano. Para el fabricante, su innovación puede contribuir a nuestra adaptación al cambio climático.

Hecho a medida según necesidades

Tormentas, ciclones y otros tsunamis… Hay muchas amenazas que pueden provenir del océano. Si las costas francesas están relativamente a salvo en comparación con otras regiones del mundo, este tipo de evento ya ha tenido lugar en el pasado. Todos recuerdan en particular la tormenta Xynthia que, en 2010, provocó un aumento bastante excepcional del nivel del agua en la costa atlántica. En el País Vasco es la puesta en marcha Wave Bumper, en el origen de diferentes tipos de escudos. Hechos de un material compuesto cuya receta permanece secreta, estos escudos pueden para unirse el uno al otro para formar un dique. Por lo tanto, es posible personalizarlo en caso de alerta. La puesta en marcha se compromete a realizar un riguroso estudio sobre el lugar que necesita una instalación de este tipo.

“Las costas, entornos de vida privilegiados, concentran hoy muchas cuestiones socioeconómicas y desde hace unos años han reunido a todas aquellas vinculadas a la protección de un capital ambiental excepcional. Sin embargo, los parámetros ambientales están cambiando, particularmente debido al cambio climático. El posible cambio en el nivel del mar y el aumento de los episodios de precipitación conllevan mayores riesgos de erosión e inmersión marina ”, podemos leer en el sitio de Wave Bumper.

Un concepto más ecológico

Con su tecnología protegido por seis patentes, la puesta en marcha tiene una amplia variedad de instalaciones que pueden satisfacer diferentes necesidades. Hay disponibles no menos de ocho tipos de escudos (ver imagen a continuación), cada uno con características diferentes (y a veces comunes). Por ejemplo, el “Bumperblock” está destinado a proteger la costa de la inmersión marina, al igual que el “Fenceblade” que también protege contra ciclones.

Bloques de protección de dique Wave Bumper
Crédito: Wave Bumper

Con su modularidad, este concepto está pensado mucho más ecológico que los diques convencionales hormigón. Los bloques Wave Bumper se instalan tan rápido como se desmontan, sinónimo de uso temporal. Obviamente, estos también son reutilizables muchas veces. Fundada en 2017 por Romain Chapron, un antiguo fabricante de tablas de surf (shaper), la empresa Wave Bumper tiene mucho éxito. El mismo año, había recibido muchas órdenes tras el paso del poderoso huracán Irma en el Caribe. Desde entonces, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha movilizado la experiencia de la sociedad francesa. ¿La meta? Colaborar en el desarrollo de una aplicación que permitirá predicción de tormentas y modificación de la costa.