esta bacteria “carnívora” preocupa a los expertos

Al otro lado del Canal, los profesionales de la salud están preocupados por el resurgimiento de una infección de transmisión sexual. Causada por bacterias, esta infección que se encuentra generalmente en los países en desarrollo genera heridas tisulares abiertas y supurantes.

El reciente surgimiento de una bacteria

La donovanosis (o granuloma inguinal) es una enfermedad bacteriana que se incluye en la categoría de infecciones de transmisión sexual (ITS). En su origen, encontramos la bacteria Klebsiella granulomatis. La infección ha alcanzado proporciones endémicas en varios países en desarrollo, pero como explica The Sun, actualmente también está aumentando en el Reino Unido.

Según el diario británico, los médicos detectaron diecinueve casos de donovanosis en 2016, luego treinta en 2019. Sin duda, estas cifras han caído durante la crisis sanitaria vinculada al coronavirus SARS-CoV-2. Sin embargo, los casos han aumentado nuevamente con el fin de los bloqueos, según la agencia ejecutiva del Departamento de Salud del Reino Unido, Public Health England.

donovanosis infección por ITS
Lesiones en el pene. Créditos: dominio público

Un desenlace potencialmente fatal

La enfermedad se caracteriza por nódulos pequeños e indoloros en el pene, vulva, labios o ano. Sin embargo, estos nódulos, que pueden confundirse con los provocados por la sífilis, aparecen entre diez y cuarenta días después de la contaminación. Al final de su desarrollo, estallan y generan heridas tisulares abiertas y supurantes. Por tanto, se trata de la destrucción de tejidos internos (y externos) con secreción de moco y sangre. Esta última característica está en el origen del sobrenombre de esta infección llamada “carnívora”.

Si no se trata, la infección continúa y puede causar lesiones al nivel de la pared de la vagina, incluso del cuello uterino. En casos más extremos, determinadas enfermedades como el VIH pueden beneficiarse de la aparición de este tipo de lesiones. También pueden provocar una superinfección por microbios patógenos. La enfermedad en sí puede causar la muerte del paciente, aún en ausencia de tratamiento. Mencionemos también el caso de un paciente indio con VIH-2, cuyo desarrollo de ITS requirió la amputación de parte del pene en 2008.

Conocida desde 1882, la donovanosis se consideraba hasta hace unos años como una ITS que se producía solo en algunos países en desarrollo como India, Brasil o Nueva Guinea. Sin embargo, el obstetra y ginecólogo británico Shree Datta dice que la donovanosis es cada vez más común en el Reino Unido. El especialista también recuerda que el uso de condones reduce el riesgo de contraer la enfermedad y que existe una tratamiento antibiótico eficaz.


.