Estados Unidos acusa a China de querer tomar el control de la Luna

Si bien la Luna está atrayendo cada vez más el interés, en particular debido a la presencia de ciertos recursos, Estados Unidos y China se han enfrascado recientemente en una disputa verbal bastante intensa sobre el tema. Según Estados Unidos, China robó ideas y tecnologías de otros países para tomar el control de la Luna como parte de un programa militar.

La salida atrevida de Bill Nelson

Desde hace varios días, los medios de comunicación han entrado en pánico tras las acusaciones de Estados Unidos contra China. Como informó NBC News en un artículo del 5 de julio de 2022, el administrador de la NASA, Bill Nelson, concedió una entrevista a un periódico alemán. Y según él, a China le gustaría controlar la Luna a través de un programa militar. Como era de esperar, esta acusación fue rechazada por completo por el gobierno chino, calificando las declaraciones de Bill Nelson de difamación. Además, Bill Nelson cree que los chinos han robado ideas y tecnologías de otros países.

Es una apuesta segura que las acusaciones del administrador de la NASA tienen su origen en la aceleración del programa espacial chino durante la última década. Sin embargo, es cierto que este mismo programa insiste fuertemente en el satélite de nuestro planeta. Recordemos que en 2013, China aterrizó con éxito un avión no tripulado en la luna y seis años más tarde aterrizó un rover en el lado oscuro de la luna. A finales de la década, se hablará de enviar taikonautas a hollar el suelo lunar.

Bill NelsonNASA
Créditos: NASA Johnson / Flickr

China se defiende de estas acusaciones

Ante las preocupaciones de Estados Unidos, China respondió a Bill Nelson a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores. Según los funcionarios, “Esta no es la primera vez que un jefe de la NASA hace comentarios irresponsables contra China”. Continuaron diciendo que son frecuentes las campañas de desprestigio contra el programa espacial chino. Además, el ministerio chino recuerda haber llamado siempre a la construir una comunidad de naciones en el espacio. El país también habría mostrado siempre su oposición a la militarización del espacio.

Sorprendentemente, los chinos no superaron la oferta al evocar, por ejemplo, el Programa Artemisa de la NASA y los acuerdos que Estados Unidos ha ofrecido firmar a muchos países. Sin embargo, en 2020, el diario británico The Guardian explicó que estos acuerdos parecen entrar en conflicto con el tratado espacial de 1966. Podría ser que esto base legal internacional dictar el comportamiento a adoptar en el espacio exterior podría verse socavado por un deseo de explotar los recursos del planeta Marte, los asterides y especialmente la Luna. Sin embargo, el tratado en cuestión es formal: el espacio no es de nadieporque ningún lugar puede convertirse en propiedad privada.