Una start-up australiana presentó recientemente un nuevo dron capaz de plantar decenas de miles de árboles al día. Esta máquina asistida por inteligencia artificial ofrece una solución más rápida y menos costosa que los dispositivos existentes.

100 millones de árboles para 2024

Plantar árboles para proteger el medio ambiente y lucha contra el cambio climático actualmente está de moda. En 2019, una campaña mundial que promueve la plantación de árboles alcanzó los 11 millones de compromisos en cuestión de días. En 2020, una empresa prometió plantar alrededor de mil millones de árboles para 2028, aunque algunos investigadores creen que esta estrategia a veces puede ser contraproducente.

A pesar de que esta solución no siempre parece ser la correcta, las innovaciones continúan. Como explicó Interesting Engineering el 5 de mayo de 2022, la start-up australiana AirSeed Technologies, por ejemplo, presentó drones autónomos capaces de plantar árboles de una manera más eficiente y económica (ver video al final del artículo). Para 2024, la empresa tiene como objetivo plantar no menos de 100 millones de árboles.

En concreto, AirSeed Technologies está realizando un primer vuelo con el objetivo de analizar el terreno futuro y determinar qué tipos de árboles se adaptará mejor a él. Luego, un dron lanza bolas que contienen una semilla, cada una de ellas termina en un lugar muy específico. La tasa también es muy impresionante con dos semillas por segundo. Además, el dron registra la Coordenadas GPS de cada plántulaque luego permite evaluar la tasa de germinación.

drone plantar arboles
Créditos: captura YouTube / AirSeed Technologies

Una solución mucho más rápida y económica

Según la start-up, solo un dron es capaz de estrellarse hasta 40.000 árboles por día. Cada dispositivo requiere la intervención de dos personas para cargar las bolas de semillas y realizar la programación. El lado autónomo del dron permite prescindir de un operador para el pilotaje. En resumen, este método sería 25 veces más rápido que las técnicas habituales, sino también 80% más económico.

AirSeed Technologies, por lo tanto, ha innovado con sus drones, pero también tiene especial cuidado en la fabricación de bolas de semillas. Estos últimos contienen residuos de materia organica (fuente de nutrientes y probióticos) y proteger las semillas contra los animales que podrían comerlas (pájaros, roedores, etc.).

Finalmente, la start-up anuncia que se está tomando el tiempo para seleccionar variedades locales. ¿La meta? Ayudar a restaurar la biodiversidad. Así, este trabajo de selección permite no generar monocultivos cuyo único fin sería almacenar carbono.

Aquí hay un video de prueba publicado por AirSeed Technologies: