Estudio de caso: primer informe de “fractura vertical” del pene

En un nuevo informe, los médicos británicos detallan el primer caso conocido de una “fractura vertical” del pene durante las relaciones sexuales. El hombre fue operado con éxito y pudo reanudar la actividad sexual normal seis meses después.

¿Qué es una fractura de pene?

Una fractura de pene se define como desgarro de albuginea, envoltura formada por tejido conectivo que rodea los cuerpos cavernosos, un tejido eréctil que se llena de sangre durante la fase de erección (hay dos de ellos en el pene). Este tipo de fractura ocurre cuando el pene erecto se somete a una fuerza de “flexión” anormal que induce demasiada presión intracavernosa que excede la resistencia a la tracción de la albugínea.

Hasta El 88,5% de las fracturas de pene ocurren durante las relaciones sexuales, y esta lesión es más común en hombres de 40 años que típicamente informan una “sensación de explosión” y tumescencia inmediata (un órgano inflamado). También habrá un derrame de sangre en los tejidos. Esto luego cambia la coloración del pene que, de repente, parece una berenjena).

Este tipo de fractura es relativamente raro. Según un metaanálisis publicado en 2016, solo afectaaproximadamente uno de cada 175.000 hombres. Sin embargo, si ocurriera tal trauma, la cirugía debe realizarse dentro de las 24 horas para reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo (disfunción eréctil, curvatura excesiva del pene o flujo de orina alterado).

Se informó de una primera “fractura vertical”

Hasta el momento, todos los casos documentados han reportado una fractura transversal de la albugínea. En un informe de caso publicado en el British Medical Journal Case Reports, los urólogos británicos detallan el primer caso documentado de fractura de pene vertical confirmado por resonancia magnética.

El paciente, un hombre de 40 años, acudió al hospital hace unos meses para informar que su pene se había “hundido” contra el perineo de su pareja. Los síntomas descritos fueron tumescencia progresiva, hinchazón moderada, pero sin sensación de “estallido” ni de agrietamiento. Una resonancia magnética del pene finalmente confirmó una ruptura vertical de la albugínea (de arriba a abajo, por lo tanto) en la superficie ventral de los cuerpos cavernosos derechos, sobre aproximadamente tres centímetros (ver Figuras 1 y 2 a continuación).

fractura de pene vertical
Secuencias axiales en T1 post gadolinio con reducción de grasa. Crédito: BMJ Journal
fractura de pene
Una secuencia coronal T2 oblicua muestra el hematoma asociado adyacente a los cuerpos cavernosos derechos distales. Crédito: Revistas BMJ

El hombre finalmente fue operado con éxito y pudo reanudar la actividad sexual seis meses después. En el informe del caso, los médicos señalan que las erecciones postoperatorias fueron “de la misma calidad que antes de la lesión“.


.