Existe el riesgo de contaminación viral de origen extraterrestre, dicen los investigadores

¿Estará preparada la humanidad si el próximo virus que cause una pandemia es de origen extraterrestre? La pregunta puede parecer sorprendente, pero los investigadores de varios países creen que el riesgo existe, aunque sea bajo.

El hombre contamina, ¿qué es al revés?

Según una publicación en la revista BioScience del 17 de noviembre de 2021, sería posible la contaminación en la Tierra por un virus extraterrestre. Para los autores del artículo, es imposible hablar de riesgo cero, aunque este mismo riesgo es bajo. Sin embargo, podría aumentar con futuros viajes espaciales. Cuatro investigadores coinciden en esta teoría: Anthony Ricciardi (Universidad McGill, Canadá), Phillip Cassey (Universidad de Adelaide, Australia), Stefan Leuko (Instituto de Medicina Aeroespacial de Colonia, Alemania) y Andrew P Woolnough (Universidad de Melbourne, Australia).

Sorprendentemente, la hipótesis en cuestión aborda un tema que es lo contrario de lo que preocupa actualmente a las agencias espaciales. De hecho, la NASA, la ESA y el consorte están generalmente más preocupados por un contaminación humana de tierras futuras explorado como Marte. Además, cabe señalar que en el pasado, se descubrieron hongos en cámaras estériles de la NASA. Las bacterias también sobrevivieron tres años fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Recordemos también que en 2019, la humanidad introdujo la vida en la luna con el choque de la sonda israelí Beresheet (ver más abajo) Sin embargo, esta contenía tardígrados, organismos hoy famosos por su increíble resistencia a diversas condiciones extremas.

Sonda de Beresheet
Crédito: Exploración del Sistema Solar de la NASA

Un riesgo que conviene tener en cuenta

Los investigadores creen que traer un virus a la Tierra desde la Luna, Júpiter o cualquier otro lugar es muy débil. Además, recordemos que hoy mismo, los humanos tenemos aún no ha descubierto ninguna forma de vida real fuera de nuestro planeta. Sin embargo, los científicos creen que las bacterias que los astronautas llevan consigo en sus misiones podrían sufrir transformaciones antes de regresar a la Tierra. Por tanto, el biólogo Anthony Ricciardi asegura que este tipo de riesgo debe tenerse en cuenta revisando y ampliando los protocolos actuales. En otras palabras, estos mismos protocolos serían insuficientes o no estarían completamente adaptados a la inminente conquista humana del Sistema Solar.

Si califica esta hipótesis como “Altamente improbable”, considera sobre todo que sería inaceptable. Concretamente, por tanto, habría que pensar en nuevo estrategias de detección y erradicación posibles amenazas patógenas. Para lograr esto, una mejor comprensión del comportamiento de las especies invasoras y los medios para remediarlas parece ser una buena vía.


.