Extinción: la biodiversidad necesitará millones de años para recuperarse

La tasa actual de disminución de la biodiversidad en los ecosistemas de agua dulce supera la tasa de extinción experimentada al final del Cretácico. La naturaleza en estos entornos también necesitará millones de años para recuperarse, advierte un estudio.

Hace tres años, la Lista Roja de la UICN, que evalúa con precisión el inventario mundial del estado de conservación de la biodiversidad, consideraba que más de 28.000 de las 105.000 especies estudiadas estaban amenazadas. Destrucción del hábitat, cambio climático, sobreexplotación, contaminación … La actual crisis de los organismos vivos, representativa de la sexta extinción masiva, es mérito del hombre. Pero, ¿qué tan mala es la naturaleza? ¿E incluso podrá superarlo?

En un estudio reciente, un equipo de biólogos evolutivos, paleontólogos, geólogos y modeladores dirigido por la Universidad Justus Liebig en Gießen, Alemania, comparó la crisis actual con el último evento de extinción masiva. En ese momento, hace unos 66 millones de años, el impacto de un asteroide frente a las costas del México actual provocó la desaparición de aproximadamente el 76% de todas las especies del planeta.

Para este trabajo, los investigadores se centraron en la biota de agua dulce, que se encuentra entre las más amenazadas, representada por 3.387 especies de caracoles fósiles y vivos que abarcan los últimos 200 millones de años. Con el apoyo de estos datos, estimaron las tasas de especiación y extinción de las especies en cuestión. También determinaron el tiempo de recuperación de esta biota a lo largo del tiempo.

extinción
Crédito: Adriansart / pixabay

Millones de años de recuperación

Los resultados de este trabajo, publicados en la revista Comunicaciones de la Tierra y el Medio Ambiente, son particularmente alarmantes.

Por un lado, porque la tasa de extinción experimentada hace 66 millones de años, que fue mayor de lo que se creía anteriormente para la biota de agua dulce, se ve considerablemente eclipsada por la tasa de extinción actual (tres órdenes de magnitud más alta). A este ritmo, los investigadores predicen que un tercio de las especies vivas de agua dulce podrían estar extintas para el 2100.

La pérdida de especies conducirá naturalmente a cambios en las comunidades de agua dulce afectadas, pero a la larga esto afectará a todos los ecosistemas. “Confiamos en estos entornos funcionales para mantener la salud humana, la nutrición y el suministro de agua dulce”, subraya el Dr. Thomas A. Neubauer, autor principal del estudio.

Otro punto importante según los investigadores: tomó un total de espera casi doce millones de años para que se restableciera el equilibrio en los ecosistemas de agua dulce después de que el último evento de extinción comenzó hace 66 millones de años. Dado que la actual crisis de biodiversidad avanza mucho más rápido que la anterior, el período de recuperación podría ser aún más largo, advierten los autores.

“A pesar de nuestra corta existencia en la Tierra, nos hemos asegurado de que los efectos de nuestras acciones duren millones de años”., concluye Thomas A Neubauer.

Mientras tanto, aún faltan nuestras acciones a favor de la biodiversidad. Un informe de la ONU señaló el año pasado que los líderes no habían cumplido los objetivos de Aichi, el equivalente al Acuerdo de París sobre el cambio climático, durante la última década. Estos tenían como objetivo detener la pérdida de biodiversidad y avanzar hacia su reversión.

Se están negociando nuevos objetivos. Se espera que se acuerden a finales de este año.


.