Los investigadores quieren reproducir diamantes artificiales con las mismas propiedades de dureza y rigidez que los diamantes naturales, si no más. Un equipo estadounidense dijo recientemente que consiguió una piedra que podría ser adecuada.

Diamantes hexagonales más rígidos

Los joyeros aprecian y usan los diamantes naturales por su belleza, pero también por su pureza. Para los físicos, el interés radica más bien en la dureza y rigidez de la piedra. En una publicación en Physical Review B del 8 de marzo de 2021, investigadores de la Universidad Estatal de Washington (EE. UU.) Afirman haber fabricado diamantes hexagonales más rígido que los diamantes cúbicos habituales que se encuentran en la naturaleza. Sin embargo, esta es una gran novedad, aunque debe ponerse en perspectiva.

Anteriormente, algunos sitios de impacto de meteoritos habían encontrado diamantes hexagonales. Otros se habían fabricado en el laboratorio. Por el contrario, estos mismos diamantes eran demasiado pequeños para que los físicos validaran sus propiedades. Como parte de su trabajo, los investigadores estadounidenses pudieron evaluar las propiedades de un diamante cuando se fabricaron. Ellos entonces ondas de sonido usadas, este último progresando más lentamente en un material más rígido.

Su diamante artificial estaba hecho de pequeños discos de grafito propulsados ​​sobre un material transparente a velocidad de casi 25.000 km / h. El impacto produjo ondas de choque que se transformaron en diamantes.

A la izquierda, la estructura cúbica de un diamante natural. A la derecha, la estructura hexagonal de un diamante artificial.
Créditos: Anton, Mstroeck / Wikimedia Commons

Producido inmediatamente, destruido inmediatamente

Entonces, los físicos no realizaron una medición exacta de la dureza del diamante obtenido. Ellos solo pudieron hacer una extrapolación. El caso es que los materiales más rígidos, es decir, resistentes a la deformación (o presión), también son más duros. También son más resistentes a los arañazos y otras deformaciones superficiales. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer para los científicos que están detrás de esta investigación. A partir de ahora, quieren tener éxito en la fabricación de diamantes del mismo tipo. sin que estos sean destruidos por el proceso que les dio a luz.

Cada proceso tuvo lugar en varias mil millonésimas de segundo o nanosegundos, pero los investigadores pudieron tomar las medidas de rigidez antes de que el impacto de alta velocidad destruyera el diamante.“¿Podemos leer en un comunicado de prensa que describe este trabajo?

Para los investigadores, las aplicaciones de esta innovación son el taladrado, el mecanizado y posiblemente el adorno de joyería.