¿Hay un momento perfecto para ir a la cama?

Cada vez más estudios destacan un vínculo entre la calidad del sueño y el riesgo cardiovascular. En el Reino Unido, trabajos recientes han explorado el tema de una manera sin precedentes. Según los resultados, acostarse entre las 10 p.m. y las 11 p.m. sería beneficioso, especialmente para las mujeres.

Voluntarios equipados con acelerómetro

El sueño es fundamental para nuestra salud y carecerlo es malo en muchos sentidos. Estos incluyen efectos dañinos en el cerebro, pero también en el sistema cardiovascular. La falta de sueño conduce a un deterioro del sueño, lo que aumenta el riesgo de hipertensión y accidente cerebrovascular. A menudo se mencionan otros efectos como un cambio en los hábitos alimentarios, pero también un riesgo de depresión o envejecimiento prematuro.

La gran mayoría de los estudios que suelen asociar la calidad del sueño con el riesgo cardiovascular son basado en medidas subjetivas. De hecho, a menudo son cuadernos de pesca y cuestionarios basados, entre otras cosas, en la memoria de las personas. Sin embargo, parece destacar un estudio publicado por la Universidad de Exeter (Reino Unido) el 9 de noviembre de 2021 en el European Heart Journal.

El objetivo de este trabajo fue observar la correlación entre la hora de acostarse y la enfermedad cardiovascular. El gran número de participantes del estudio, 103.712, fueron equípate con un acelerómetro en su muñeca. Recordemos de pasada que el acelerómetro es el dispositivo en la base de los relojes conectados.

ataque al corazon mujer dolor corazon
Crédito: iStock

Un cronograma para limitar los riesgos

David Plans, investigador principal del estudio, recuerda que nuestro cuerpo tiene un reloj interno de 24 horas: el ritmo circadiano. Este último ayuda a regular el funcionamiento físico y mental. Los resultados del estudio muestran que acostarse entre las 10 p.m. y las 11 p.m. limita el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas en comparación con horas posteriores o incluso antes. Además, esta hora ideal de dormir sería aún más beneficioso en las mujeres. Para los investigadores, acostarse antes o después de esta hora aumenta el riesgo de alterar el reloj biológico.

Los científicos complementaron sus observaciones con cuestionarios destinados a los voluntarios. El objetivo era obtener información sobre su estilo de vida, actividad física, salud en general, etc. Luego, los participantes se beneficiaron de un seguimiento durante seis meses. Los investigadores observaron cuidadosamente sus corazones, prestando especial atención a los accidentes cerebrovasculares, los ataques cardíacos, la insuficiencia cardíaca, los ataques isquémicos transitorios y la enfermedad cardíaca isquémica crónica.

No menos que 3.172 participantes (3,6%) desarrolló enfermedad cardiovascular durante el período de seguimiento. Sin embargo, la incidencia fue mayor en las personas que se acostaron a medianoche o más tarde en comparación con las que se acostaron entre las 10 p.m. y las 11 p.m. Este resultado, los científicos obtuvieron al analizar la asociación entre el inicio del sueño y los eventos cardiovasculares mientras integrando otros factores como género, duración del sueño, diabetes, tabaquismo, colesterol, IMC, presión arterial, etc.


.