El gigante informático Intel presentó recientemente un nuevo sistema de asistencia para personas con discapacidad visual. Basado en inteligencia artificial y una cámara estereoscópica, este sistema está parcialmente escondido en una mochila.

Una cámara de tres lentes

¿Qué pasaría si las personas con discapacidad visual pudieran algún día prescindir de su bastón y perro de servicio? En colaboración con la empresa Intel, un equipo de la Georgia State University (Estados Unidos) está detrás de una innovación que podría representar una revolución para los discapacitados visuales. Es un sistema portátil de asistencia y orientación, oculto para pasar desapercibido.

Según los investigadores, el sistema utiliza IA y una cámara Luxonis Oak-D. Esto tiene dos objetivos para una visión estereoscópica, permitiendo comprender la distancia de los objetos y otros obstáculos. También podemos mencionar la presencia de una tercera lente, cuya definición es de 3.840 x 2.160 píxeles (4K). Todo funciona con una batería que permite una autonomía de ocho horas.

mochila conectada para personas con discapacidad visual
Crédito: Intel

Un proyecto de código abierto

Mientras que la batería y la cámara están en una riñonera (o chaleco), la mochila alberga una computadora. Este último está conectado a la cámara, pero también a un sistema GPS. Sin embargo, la mayor parte del procesamiento de datos se realiza en la cámara, que tiene un chip Intel Movidius Myriad X. uso de redes neuronales profundas, permitiendo detectar obstáculos en el suelo y en el aire. Otras personas, pasos de peatones, letreros, ramas de árboles o incluso la diferencia en el nivel de las entradas de los edificios se tienen en cuenta, entre otros. La guía del usuario se proporciona mediante unos auriculares Bluetooth conectados a la computadora. Por tanto, esto le permite utilizar comandos de voz. El usuario puede, por ejemplo solicitar una descripción del medio ambiente en el que se encuentra. También puede ser cuestión de guardar en la memoria la descripción de los lugares ya visitados.

También debe tenerse en cuenta que los investigadores quieren distribuir su proyecto a través de una licencia gratuita (fuente abierta). Entonces cualquiera puede intentar mejorar o adaptar el sistema. Por ejemplo, puede ser cuestión de encontrar la forma de utilizar un teléfono inteligente en lugar de una computadora, para evitar llevar la mochila. Mencionemos también la posibilidad de que en un futuro más o menos próximo el sistema pueda integrar gafas conectadas.

“La tecnología existe, solo estamos limitados por la imaginación de la comunidad de desarrolladores ”, podemos leer en el comunicado de prensa de Intel del 24 de marzo de 2021. La compañía también publicó un video de demostración para ver a continuación: