La genética de nuestros abuelos tendría un impacto en nuestro desarrollo

¿Conoces el fenómeno de la herencia epigenética transgeneracional? Esto induciría una influencia de los individuos sobre la salud y el desarrollo de sus hijos y nietos. Sin embargo, esta influencia tendría un origen genético. Sin embargo, queda todo por demostrar ya que los científicos no pueden afirmar con firmeza que este fenómeno realmente exista.

Un legado de una generación a la siguiente

La ciencia sabe que la genética puede variar según el entorno en el que vivimos. Sin embargo, los investigadores han planteado recientemente la hipótesis de que esta misma genética también puede estar sujeta a transferencia de una generacion a otra. En otras palabras, los individuos influirían en el desarrollo de sus hijos y nietos a través de un fenómeno particular: herencia epigenética transgeneracional. Según un estudio publicado en la revista PNAS el 26 de septiembre de 2022, los trastornos más notables son los hábitos de fumar, el asma infantil y, en términos más generales, los problemas de relación y otros traumas.

Biólogos de la Universidad de California, Santa Cruz (Estados Unidos), explican que utilizaron cromosomas “totalmente marcados” del esperma de Caenorhabditis elegansun género de ascáride (ver más abajo) conocido por ser unmodelo de laboratorio animal. Para los investigadores, las modificaciones epigenéticas pueden ser transmitido por los espermatozoides a lo largo de tres generaciones y así influir en el desarrollo de genes así como en la actividad de la descendencia.

Gusano Caenorhabditis elegans
Créditos: HoPo / Wikimedia Commons

Una hipótesis que requiere más investigación

Los líderes del estudio fertilizaron óvulos con esperma y examinaron a la descendencia. Sin embargo, los resultados mostraron que los genes en los cromosomas espermáticos heredados escaparon a la reprogramación. Tal fenómeno ya se demostró en un estudio de 2020 con ratones. Además, los científicos afirman que las variaciones se pueden encontrar en los embriones durante un máximo de catorce generaciones. Tal investigación podría arrojar luz sobre cómo esta herencia epigenética puede dar forma al desarrollo futuro de los individuos.

“Estos hallazgos establecen una relación causal entre las marcas de histonas transmitidas por los espermatozoides y la expresión génica y el desarrollo en la descendencia y la descendencia ‘pequeña’ (nietos)”. dijo Susan Strome, una de las investigadoras del estudio.

Finalmente, los biólogos creen que los resultados podría extenderse a los mamíferos y por lo tanto a los humanos. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para obtener una certeza real sobre el tema. Mientras tanto, la influencia de la genética de los individuos en el desarrollo de su descendencia sigue siendo una hipótesis y no hay duda de que pasarán algunos años más antes de saber más.