En Reino Unido, el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI) acaba de presentar su avión del futuro proyecto. Funcionará con hidrógeno y no emitirá dióxido de carbono. Un nuevo jugador que se posiciona en este nicho, el ATI obviamente debería competir con el gigante Airbus con una fecha límite a mediados de la década de 2030.

Garantizar líneas de larga distancia

En 2020, Airbus había anunciado tres conceptos de aviones de hidrógeno que deberían ver la luz en 2035. Si los tres aviones operarán con la misma fuente de energía, sus configuraciones aerodinámicas será muy diferente. Airbus está trabajando en un turborreactor clásico, un turbohélice (avión de hélice) y un avión con un fuselaje integrado (un ala volante). Además, la compañía aérea EasyJet ya ha manifestado su interés por el proyecto.

Si bien Boeing aún no se ha pronunciado sobre un proyecto similar, el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI) del Reino Unido acaba de proponer uno. En nota de prensa del 6 de diciembre de 2021, el instituto presentó su propia concepto de avión de hidrógeno bajo el nombre FlyZero. En teoría, este dispositivo podrá ofrecer líneas como Londres-San Francisco o Londres-Auckland (Nueva Zelanda) sin escalas.

Un competidor importante para Airbus

Más allá del proyecto FlyZero, el Reino Unido desea financiar otros proyectos capaces de apoyar a toda la industria del país. Además, si el hidrógeno todavía plantea algunas cuestiones medioambientales y económicas, las consecuencias en el campo aeronáutico podrían afectar a todo el mundo, y no solo al Reino Unido. Además, este tipo de proyectos deben ayudar al país a cumplir con sus compromisos en la lucha contra el calentamiento global.

“Estos diseños podrían definir el futuro de la industria aeroespacial y de la aviación. Al trabajar con la industria, queremos demostrar que un vuelo verdaderamente libre de carbono podría ser posible, con el hidrógeno como precursor para reemplazar los combustibles fósiles convencionales ”., podemos leer en el comunicado de prensa.

avión boeing 737 2
Crédito: Pikist

Con una envergadura de 54 metros, el FlyZero podrá llevar 279 pasajeros Sobre largas distancias. Además, el almacenamiento de su combustible a -250 ° C será en tanques específicos ubicados en la parte trasera y laterales de su fuselaje. El objetivo aquí es garantizar un buen equilibrio del dispositivo. Sin embargo, los responsables del proyecto no ocultan que el éxito de FlyZero tendrá que pasar absolutamente por profundas transformaciones (y por tanto caro) en lo que respecta a la infraestructura aeroportuaria.

Según la ATI, los primeros vuelos deberían tener lugar a mediados de la década de 2030, casi al mismo tiempo que el proyecto Airbus. Además, el instituto tiene previsto dar a conocer otros aviones similares más pequeños para asegurar enlaces a escala continental o regional.