La vacunación infantil cae con fuerza en todo el mundo

Los cierres vinculados a la pandemia de covid-19, las campañas de desinformación, los conflictos y otras crisis climáticas han desviado recursos y contribuido a la mayor disminución en la inmunización infantil de rutina en tres décadas, según un nuevo informe.

Un fuerte retroceso

Nuevos datos oficiales publicados por la OMS y UNICEF (que inmuniza a la mitad de los niños del mundo) muestran la mayor caída ininterrumpida de vacunaciones infantiles registrada en tres décadas.

De hecho, el porcentaje de niños en todo el mundo que han recibido al menos tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3), que Unicef ​​utiliza como referencia para la cobertura de vacunación, se ha reducido en cinco puntos entre 2019 y 2021. también se redujo significativamente, al igual que las tasas de vacunación contra el sarampión (cayendo al 81%).

El informe estima que más de veinticinco millones de niños aún no han recibido todas las vacunas básicas para protegerse contra enfermedades mortales.

El número de niños “dosis cero” (aquellos que no han recibido dosis de las vacunas más básicas) también se ha reducido de trece millones en 2019 a dieciocho millones en 2021. Esta muestra incluye la mitad de todos los niños que mueren antes de los cinco años.

vacunación contra la poliomielitis
Créditos: Andrew W. McGalliard/Wikipedia

Desconfianza y falta de medios

Era de esperar la caída en las tasas de vacunación durante la pandemia de Covid-19. Sin embargo, las dos organizaciones esperaban que la cobertura de vacunación infantil se recuperara en 2021. En realidad, el problema empeoró. Los científicos culpan a las campañas de desinformación de la vacunación contra el covid-19 y a una mayor desconfianza en las medidas de salud pública.

Al mismo tiempo, los sistemas de salud de los países más pobres se han apresurado a realizar una vacunación contra el covid, desviando accesos críticos a congeladores y trabajadores de la salud para realizar otras campañas básicas. Nigeria, Indonesia, India, Etiopía y Filipinas registraron el mayor número de niños que no habían recibido vacunas en los últimos dos años.

El caso de Brasil también es preocupante. Este país, alguna vez conocido por sus altas tasas de cobertura de vacunación, ahora está en la lista de los diez países más afectados por esta caída de vacunación. Alrededor de 26% de los bebés brasileños no había recibido ninguna vacuna en 2021 frente al 13% tres años antes. Para los autores del informe, esta increíble desconfianza hacia las vacunas se debe principalmente a las acciones del gobierno federal encabezado por el presidente Jair Bolsonaro. De hecho, este último ha dejado de minimizar la importancia del coronavirus SARS-CoV-2, a pesar de que Brasil tenía una de las tasas de mortalidad más altas del mundo.

Esta disminución de la vacunación obviamente no deja de tener consecuencias. De hecho, varios casos de sarampión fueron descubiertos a principios de este año en São Paulo. Hace seis años, Brasil anunció la erradicación de la enfermedad.