Las cinco bombas nucleares más potentes jamás lanzadas

La invasión rusa de Ucrania ha despertado el espectro de las bombas nucleares, con Vladimir Putin advirtiendo que cualquiera en Occidente que vaya a la guerra contra Moscú estará expuesto a ” consecuencias nunca vistas en la historia“. Pero concretamente, ¿qué tan poderosas pueden ser estas armas?

Las bombas nucleares (las más potentes jamás desarrolladas) utilizan la energía liberada por la fisión de núcleos atómicos pesados. Sus efectos destructivos se deben principalmente a explosiones, quemaduras y el efecto de la radiación. Sin embargo, hasta el momento sólo se han lanzado dos de estas bombas con fines verdaderamente destructivos: las de Hiroshima y Nagasaki en 1945 que mataron entre 103.000 y 220.000 personas.

Otras de estas bombas también fueron lanzadas, pero como parte de las pruebas. Aquí están los más poderosos. Tenga en cuenta que hay una serie de detonaciones de armas nucleares cuyos resultados son inciertos. Por lo tanto, solo se incluyen aquí las detonaciones cuyos rendimientos se conocen con certeza.

Tsar Bomba y prueba 219

En 1961, Rusia y Estados Unidos se encontraban en plena Guerra Fría y luchaban por desarrollar las armas nucleares más poderosas del planeta. Al final, fue la Unión Soviética la que tuvo “la más grande”.

Denominada oficialmente RDS-220, pero habitualmente apodada “Big Ivan”, “Vanya” o “Tsar Bomba”, esta bomba de ocho metros de largo y unos dos de alto explotó sobre el Ártico ruso a cuatro mil metros de altitud con un destructivo fuerza de cincuenta megatones (había sido diseñado para tener un rendimiento explosivo de hasta cien megatones). En otras palabras, esta bomba fue unas 3300 veces más potente que el arma nuclear de quince kilotones lanzada sobre Hiroshima por los Estados Unidos.

Según los informes, la bola de fuego de la explosión medía casi 9,7 km de diámetro, revelando un hongo de gas ionizante de 90 km de diámetro y unos 65 km de altura. En 2020, recordemos que las autoridades rusas desclasificaron las imágenes de la prueba, visibles a continuación.

El 24 de diciembre de 1962, víspera de Año Nuevo, la Unión Soviética continuó con la explosión de otra bomba en el sitio de prueba en el archipiélago de Novaya Zemlya, todavía en el Ártico. Con una fuerza destructiva de 24,2 megatones, esta bomba nuclear (la prueba 219) era la mitad de poderosa que la “Tsar Bomba”, pero sigue siendo la segunda arma más formidable que haya explotado jamás. Se estima que ella fue unas 1.600 veces más potente que la de Hiroshima.

Tenga en cuenta que la Prueba 219 también fue una de las últimas bombas nucleares lanzadas desde el aire por la Unión Soviética. Un tratado firmado en 1963 obligaba a los países interesados ​​a realizar sus pruebas bajo tierra.

Prueba 147 y Prueba 173

El 5 de agosto de 1962, la Unión Soviética lanzó una bomba de 21,1 megatones sobre el archipiélago de Novaya Zemlya (todavía en el Ártico). Conocida como “Test 147′, fue la tercera detonación nuclear más potente de la historia. Se estima que ella fue unas 1.400 veces más potente que la de Hiroshima. A pesar de su inmenso poder, esta detonación nuclear no es tan conocida como otras de esta lista.

Selon le site Nukemap, si une telle arme éclatait de nos jours au-dessus de New York, elle produirait une boule de feu qui couvrirait l’ensemble de Central Park parc ainsi qu’une onde intense de rayonnement thermique capable de recouvrir l’ensemble de la ciudad.

El 25 de septiembre de 1962, la Unión Soviética lanzó una bomba nuclear de 19,1 megatones sobre el archipiélago de Novaya Zemlya. Conocida simplemente como “Prueba 173”, es la cuarta arma nuclear más poderosa jamás disparada (unas 1.270 veces más potente que la bomba de Hiroshima). Históricamente, esta bomba fue lanzada pocas semanas antes de la Crisis de los Misiles Cubanos que llevó a la Unión Soviética y los Estados Unidos al borde de la guerra nuclear.

Durante la crisis, la Unión Soviética había desplegado varios misiles nucleares en Cuba. Luego, el presidente Kennedy consideró atacar los sitios y finalmente ordenó un bloqueo naval para evitar que llegaran más armas nucleares a Cuba. La Unión Soviética finalmente había accedido a retirar sus misiles a cambio de que Estados Unidos retirara sus misiles de Turquía.

bombas nucleares
Reembarque de misiles soviéticos en Cuba. Fuente: Autor desconocido

Estados Unidos y Castle Bravo

El 1 de marzo de 1954, Estados Unidos detonó un arma nuclear de quince megatones en el atolón de Bikini en las Islas Marshall en una prueba denominada “Castillo Bravo”. Esto no fue arrojado por el aire, sino que explotó en la superficie. Esta es la quinta detonación de arma nuclear más poderosa de la historia.

Tenga en cuenta que el rendimiento fue aproximadamente dos veces y media mayor de lo esperado, lo que resultó en la propagación de la lluvia radiactiva aproximadamente 18,000 kilómetros cuadrados a través del Pacífico. Los residentes de las Islas Marshall, el personal militar de los EE. UU. y la tripulación de un barco pesquero japonés estuvieron expuestos a la radiación. Algunos de estos residentes también han sufrido una alta tasa de cáncer. Varios años después, el gobierno de Estados Unidos pagó indemnizaciones a los residentes de la isla. Los militares estadounidenses retirados incluso iniciaron una demanda contra el gobierno en 1984, alegando que el gobierno estadounidense había minimizado el peligro de la radiación.


.