Las “microestimulaciones” despiertan el cerebro cien veces cada noche

Según un estudio, el cerebro humano pasa por breves episodios de vigilia incluso durante las fases de sueño profundo. Se trata de microdespertares demasiado cortos para recordarlos, pero cuyos efectos son beneficiosos, especialmente para la memoria.

Una hormona similar a la adrenalina.

El estudio publicado en la revista Nature Neuroscience el 7 de julio de 2022 y dirigido por la neuróloga Celia Kjaerb de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) no evoca el fenómeno del insomnio, sino el de los microdespertares que ocurren muchas veces cada noche. Son causados ​​por la norepinefrina, una hormona adrenérgica cercana a la adrenalina que también actúa como un neurotransmisor que genera microestimulaciones.

Celia Kjaerb dice que descubrió que incluso durante el sueño normal, nuestro cerebro se despierta más de cien veces cada noche. Sin embargo, debes saber que el nivel de norepinefrina en el cuerpo está sujeto a una ondulación, subiendo y bajando cada treinta segundos. Entonces hablamos deamplitud oscilatoria. Cuando la norepinefrina está muy presente, el cerebro está brevemente despierto y cuando la hormona está en su punto más bajo, el cerebro por el contrario está dormido.

Como parte de su investigación, los científicos utilizaron ratones. Insertaron sensores en los cerebros de roedores junto con fibra óptica microscópica. Este equipo permitió medir de manera precisa y continua su actividad cerebral. Así, los micro-despertares son tan cortos que el sujeto no puede recordarlos. Sin embargo, es de hecho una especie de despertar según la ciencia, aunque el individuo dormido no se despierta realmente cada vez.

dormir
Créditos: Capuski / iStock

Un “súper recuerdo”

Según los científicos, los microdespertares ocurren la mayor parte del tiempo cuando los durmientes están en una fase de sueño relacionada con la memoria. Además de la cantidad de micro-despertares cada noche, los científicos encontraron que los ratones con la mayor cantidad de micro-despertares eran aquellos con mejores habilidades de memoria. Antes de dormir, los roedores observaron dos objetos diferentes. Al despertar, uno de los objetos fue reemplazado y los ratones con los niveles más altos de norepinefrina tenían más probabilidades de estudiar el nuevo objeto. Esto prueba que estos ratones recordaron el objeto ya presente antes de dormir.

Según los investigadores, los ratones en cuestión por lo tanto desarrolló una “súper memoria”. Sin embargo, bien puede ser que la dinámica de la norepinefrina refuerce los procesos del sueño, afectando este último a la memoria de los roedores, pero también de otros mamíferos, incluidos los humanos.