lo que sabemos sobre el accidente hasta ahora

Por primera vez, una nave espacial se estrelló contra un asteroide para probar una forma de salvar a nuestra especie de la extinción. El accidente ocurrió durante la noche del lunes al martes a once millones de kilómetros de la Tierra. A priori, la misión es un éxito, pero habrá que esperar unos días para confirmarlo.

una verdadera proeza

La nave espacial Double Asteroid Rendezvous Test (DART) de la NASA se estrelló con éxito contra un pequeño asteroide en la primera prueba de defensa planetaria del mundo. Objetivo : acelerar su órbita alrededor de su asteroide padre más grande.

La NASA no se había quedado ciega, por supuesto. La posición de los dos asteroides se conoció naturalmente gracias al seguimiento de diferentes telescopios. Sin embargo: chocar de frente con una roca de unos cientos de metros de diámetro a varios millones de kilómetros de la Tierra con varios meses de viaje espacial es una auténtica hazaña que no debe subestimarse.

Por lo que sabemos, el barco DART, del tamaño de un carrito de golf, dio en el blanco en 01:14 (hora de París) durante la noche de lunes a martes a más de 22.500 km/h. Gran parte de las últimas cuatro horas de la misión fueron automatizadas, y el sistema de navegación de la nave espacial se fijó en el asteroide en la hora final de su aproximación.

La cámara principal de la sonda transmitió una foto cada segundo a los equipos de tierra, revelándonos un paisaje rocoso oscuro y desolado, hasta que la corriente se detuvo, prueba de que el accidente acababa de ocurrir.

Arte
Vista de Didymos y Dimorphos unos 20 minutos antes del impacto. Créditos: NASA/JHUAPL
DARDO
Vista de Dimorphos menos de dos minutos antes del impacto. Créditos: NASA/JHUAPL

¿Por qué este objetivo?

Para esta misión de demostración, la NASA eligió este objetivo por varias razones. Primero, la luna es parte de un sistema binario y orbita alrededor de su padre una vez cada 11 horas y 55 minutosun tiempo lo suficientemente corto para que cualquier cambio en su órbita sea evidente desde la Tierra.

El hecho de que hubiera dos también significaba que la NASA solo podía usar una nave para medir la desviación del asteroide, evaluando la evolución de su órbita alrededor de la segunda. Un solo objetivo habría requerido el envío de un segundo barco, lo que habría sido demasiado costoso.

Estos dos asteroides, Didymos y Dimorphos, también están más cerca de la Tierra de lo que estarán en los próximos cuarenta años. A esta distancia, de unos once millones de kilómetros, sólo era necesario 38 segundos para enviar una señal a la navey viceversa.

Finalmente, aunque clasificados como “asteroides potencialmente peligrosos”, Didymos y Dimorphos no representan una amenaza de impacto en la Tierra en el futuro previsible. Y este pequeño “golpeteo” infligido por DART no los hará más peligrosos.

Recuerde también que los científicos de la misión no sabían exactamente qué esperar en cuanto a la estructura del asteroide. ¿Es realmente sólido o es solo un agregado de escombros arenosos? ¿Cuál es su forma exacta? Estas preguntas solo fueron respondidas durante los últimos minutos de la misión gracias a las fotos devueltas por la sonda justo antes del accidente.

¿Cuándo sabremos que la misión es un éxito?

Por lo demás, tendremos que esperar unos días. Según los modelos del equipo, DART puede haber excavado un cráter de unos veinte metros de diámetro. También es posible que partes de la nave permanecieran en el asteroide, mientras que el resto de los escombros se fueron al espacio.

Las imágenes captadas por el pequeño satélite LICIACube, difundidas por DART hace unos días para inmortalizar el impacto a buena distancia, deberían contarnos más. El Telescopio James Webb, el Hubble y la nave espacial Lucy también fueron testigos del accidente desde sus respectivos puntos de vista. Sus observaciones pronto serán analizadas por los equipos de la misión.

Para que la misión se considere un verdadero éxito, DART deberá acelerar la órbita de su objetivo en al menos 73 segundos. Más de tres docenas de telescopios en todo el mundo seguirán el sistema de asteroides durante los próximos seis meses para comprender exactamente qué tan efectiva será la prueba. Las primeras observaciones de radar del impacto podrían tener lugar el martes 27 de septiembre en la Universidad del Norte de Arizona.

Finalmente, la Agencia Espacial Europea (ESA) también está planeando una misión de seguimiento llamada Hera. Debe llegar al sitio en 2027 para estudiar el cráter creado por DART.