Lorenzo de’ Medici y el Renacimiento florentino

Una imagen de una escultura de Marsilio Ficino.

Universidad del Norte de Kentucky

Como resultado de la naturaleza viva de la casa de su padre, Piero, Lorenzo de ‘Medici llegó a encarnar los elementos más importantes del Renacimiento florentino, que se encontró girando hacia nuevos horizontes y nuevas áreas de enfoque.

Una imagen de una escultura de Marsilio Ficino.
Lorenzo de’ Medici tuvo la oportunidad de estudiar filosofía platónica con el más grande platónico de su época: Marsilio Ficino. (Imagen: Sailko/Dominio público)

Lorenzo de Médicis

Lorenzo de’ Medici era el hijo mayor de Piero di Cosimo de’ Medici y Lucrezia Tornabuoni. Nació en 1449. Tenía tres hermanas mayores y un hermano menor, Giuliano, quienes ocuparon un lugar destacado en la vida del joven Lorenzo.

Cuando Lorenzo tenía cinco años, Piero contrató a Gentile Becchi, un educador y sacerdote respetado y afable, para que fuera su tutor. En un par de años, Lorenzo había dominado el latín y había comenzado a leer literatura clásica.

Vida intelectual de Lorenzo

Lo combinó con dosis iguales de los colosos florentinos (Dante, Petrarca y Boccaccio) que habían elevado tanto la lengua vernácula florentina que igualaba, si no superaba, al latín en sus habilidades expresivas.

Lorenzo también tuvo la oportunidad de estudiar filosofía platónica con el más grande platónico de su época, Marsilio Ficino, y de estudiar griego con el brillante Argyropoulos.

Como señaló una vez John Hale, “lejos de determinar el tono de la vida intelectual florentina, Lorenzo fue su producto”.

Academia platónica y primer renacimiento florentino

Cosimo de ‘Medici, el abuelo de Lorenzo, había brindado patrocinio a la escuela platónica en Florencia y ofreció su villa de campo como residencia de la escuela. Presidido informalmente tenía cinco años, su padre, Piero, contrató a Gentile Becchi, un educador y sacerdote respetado y afable, para que fuera su tutor.