Los ‘bebés encerrados’ son más lentos para comunicarse, según un estudio

Un estudio reciente realizado por investigadores irlandeses sobre bebés nacidos durante el primer parto ha arrojado una conclusión bastante edificante. Hoy, estos niños de dos años y medio habrían desarrollado más lentamente ciertas habilidades de comunicación.

Un primer año de vida muy diferente

La primera investigación sobre niños nacidos durante el primer parto está dando sus resultados. Este es particularmente el caso del estudio publicado en la revista Archivos de Enfermedades en la Infancia el 11 de octubre de 2022 y realizado por investigadores del Royal College of Surgeons de la Universidad de Medicina y Humanidades de Dublín (Irlanda). Hoy, los niños nacidos durante el primer confinamiento (marzo de 2020) en relación con la pandemia de Covid-19 son Envejecido dos años y medio. Sin embargo, los responsables del estudio indican que estos bebés han desarrollado ciertas facultades de comunicación de forma más lenta. Antes de la edad de un año, estos niños tenían más dificultad para aprender a decir su primera palabra inteligibledespedirse o señalar con el dedo a alguien.

Sin embargo, los investigadores del estudio identificaron otro hecho. En efecto, los niños del primer parto han desarrollado su capacidad para gatear más rápido. La líder del estudio y neuróloga pediátrica Susan Byrne cree que este primer año de vida ha sido muy diferente para los bebés encerrados en comparación con los bebés nacidos antes de la pandemia.

humor bebe
Créditos: Victoria_Borodinova / 8796 imágenes

Sin grandes retrasos en el desarrollo

Si la conclusión del estudio puede parecer preocupante, Susan Byrne desea ser tranquilizadora, especialmente con los padres. En efecto, la interesada considera que no hay razón para preocuparse porque los bebés son “resistente y curioso por naturaleza” y por lo tanto puede recuperarse si los padres brindarles el apoyo adecuado.

Además, los responsables del estudio han enumerado los posibles factores que pueden explicar este retraso en la comunicación. se trata de un falta de interacciones sociales pero también cambios de ambiente, estos generalmente permitidos por paseos y otros días al aire libre. En cuanto a la capacidad de gatear, parece evidente que los bebés en confinamiento tenían más tiempo para explorar el suelo de su casa.

En cualquier caso, los investigadores irlandeses no identificaron sin grandes retrasos en el desarrolloal igual que otro estudio sobre el tema realizado por la Universidad de Columbia y publicado en enero de 2022. Sin embargo, esta investigación tiene un límite: las conclusiones se basan casi en su totalidad en la observación de los padres. Por lo tanto, se debe seguir trabajando para brindar más certeza.