Los científicos equipan a los tiburones con equipo científico y los envían a estudiar el punto de acceso de pastos marinos más grande del mundo en las Bahamas.

Las praderas de pastos marinos son uno de los ecosistemas secuestradores de carbono más subestimados del mundo. Tienen el potencial de almacenar 83 millones de toneladas métricas de carbono azul (carbono almacenado en los ecosistemas oceánicos) cada año. Además, el costo de los servicios de captura de carbono que ofrecen las praderas de pastos marinos asciende actualmente a 2,3 billones de dólares. Por lo tanto, se vuelve muy importante cartografiar y proteger estos hábitats marinos.

Pero debido a que están bajo el agua y, a menudo, son de difícil acceso, estudiar los puntos críticos de pastos marinos no es tan fácil. Es por eso que los investigadores reclutaron a un aliado poco probable para la misión: los tiburones.

Un equipo de investigadores de Bajo las olas (BTW), una organización sin fines de lucro que se enfoca en las prácticas de conservación de los océanos, realizó un mapeo de pastos marinos de la región de las islas Bahamas utilizando tiburones tigre equipados con instrumentos especiales. Según sus hallazgos, los investigadores afirman que los bancos de las Bahamas albergan el ecosistema de pastos marinos más grande del mundo y desempeñan un papel importante en la mitigación del cambio climático.

Un tiburón nadando en el océano. Créditos de la imagen: Tripulación de Los Muertos/Pexels

Al destacar la importancia de los lechos de pastos marinos en las Bahamas, uno de los autores y gerente del programa Blue Carbon en BTW, Wells Howe, dijo Ciencia ZME:

“Las praderas de pastos marinos protegen los medios de subsistencia, proporcionan alimentos, mejoran la salud de nuestros océanos y protegen las costas de todo el mundo. Sirven como criaderos clave para una gran cantidad de especies marinas, muchas de las cuales están amenazadas o protegidas en las Bahamas, como el mero de Nassau, el caracol rosado, los manatíes y las tortugas marinas”.

Los tiburones tigre nos llevaron a un premio mayor

Los investigadores sugieren que con más del 83% del ciclo global del carbono circulando por el océano, las praderas de pastos marinos secuestran carbono. 35 veces más rápido en comparación con las selvas tropicales. También pueden atrapar hasta 15 veces más carbono que las selvas tropicales por hectárea. Por lo tanto, las praderas de pastos marinos constituyen una de las mejores soluciones naturales y las mayores oportunidades para combatir el cambio climático antropogénico.

Antes de este descubrimiento, también se creía que las Bahamas tenían praderas de pastos marinos, pero la extensión o la escala a la que se extendían estas praderas no estaba documentada en gran medida.

Durante su estudio, los investigadores se dieron cuenta de que los tiburones tigre pasaban alrededor del 70 % de su tiempo nadando sobre praderas de pastos marinos y pudieron explorar áreas más profundas que las exploradas por humanos, con tiburones tigre que se extendían muy por debajo del límite de profundidad de los pastos marinos (máximo profundidad alcanzada por los tiburones tigre 608 m).

Además, los tiburones podrían adentrarse aún más en el interior del gran Gran Banco de las Bahamas, áreas que no son logísticamente posibles para el acceso humano. Para utilizar estas extrañas fortalezas de los tiburones, los autores idearon una forma innovadora de mapear Las Bahamas. Etiquetaron y rastrearon 15 tiburones tigre en las Bahamas con paquetes de cámaras de bioregistro y etiquetas satelitales, incluido el primer despliegue de una cámara de 360 ​​grados llevada por un animal marino.

Uno de los tiburones tigre equipados con instrumentos. Créditos de la imagen: Camejo por Bajo las olas, 2019

Los tiburones tigre marcados por satélite recorrieron más de 4.000 km en ambas regiones de The Bahama Banks. Los datos y las imágenes recibidos de los tiburones equipados con instrumentos se estudiaron luego junto con la información recopilada de más de 2500 encuestas realizadas por buzos humanos. Esta investigación condujo al descubrimiento de la pradera de pastos marinos más grande de nuestro planeta, ubicada en las Bahamas.

Cuando se le preguntó sobre el tamaño de la pradera que se descubre usando tiburones tigre, Wells Howe explicó:

“Bahamas Seagrass Meadow es un ecosistema continuo que abarca 92 000 km2 a lo largo de los bancos de Bahamas. Nuestros resultados publicados representan un aumento del 41% en la estimación global proyectada de pastos marinos. En la comunidad científica, todavía tenemos una comprensión deficiente de los hábitats globales de pastos marinos, y este nuevo descubrimiento muestra que es muy probable que aún queden muchos ‘puntos críticos’ por descubrir”.

¿Cuánto carbono azul almacenan estas praderas?

Los autores estiman que la pradera de pastos marinos de Bahamas Banks almacena entre 0,46 y 0,63 Pg (petagramo, un petagramo equivale a mil millones de toneladas) de carbono orgánico. Con referencia a las estimaciones globales de las existencias de carbono de los pastos marinos, estos resultados indican que los pastos marinos en las Bahamas pueden contener entre el 19,2 % y el 26,3 % de todo el carbono secuestrado en las praderas de pastos marinos del planeta. Estos hallazgos destacan el papel importante que desempeñan los pastos marinos de las Bahamas en la reducción del impacto del cambio climático en nuestro planeta.

El autor principal, el Dr. Austin Gallagher, examina la pradera de pastos marinos del Banco de las Bahamas. Créditos de la imagen: Cristina Mittermeier y SeaLegacy, 2020

Este descubrimiento también arroja luz sobre cómo los animales marinos como los tiburones tigre pueden ayudarnos a estudiar el medio ambiente. Para realizar más estudios de este tipo en el futuro y vigilar la salud de las praderas de pastos marinos, es importante que los tiburones se mantengan sanos y protegidos. Sin estos animales, sería poco práctico y casi imposible realizar un mapeo de pastos marinos en regiones como las Bahamas.

Los investigadores de BTW destacan que el Primer Ministro de las Bahamas, Philip Brave Davis, se ha convertido en un líder clave en la defensa del cambio climático en la región. En junio de 2022, el Gobierno de las Bahamas aprobó una nueva legislación sobre el cambio climático, incluida una medida para designar y proteger nuevas áreas marinas de praderas de pastos marinos. El primer ministro también ha apreciado los esfuerzos de BTW, en una de sus declaraciones, dijo,

“El trabajo innovador realizado por Beneath the Waves, en asociación con los bahameños, para mapear las vastas praderas de pastos marinos de nuestro país, representa un progreso científico extraordinario y hará una contribución muy significativa a nuestro desarrollo y seguridad nacional”. Agregó además: “Las Bahamas quizás estén en la cima de las clasificaciones sobre vulnerabilidad climática, pero ahora tenemos evidencia de que también encabezamos la lista de los puntos calientes de carbono azul del mundo, lo que significa que nuestros pastos marinos pueden desempeñar un papel fundamental en la generación de los recursos que necesitamos. necesitan hacer la transición a la energía renovable y adaptarse y volverse más resistentes al cambio climático”.

los estudiar se publica en la revista Comunicaciones de la naturaleza.