¿Los rinocerontes pronto estarán equipados con cuernos radiactivos para evitar la caza furtiva?

En Sudáfrica, los rinocerontes son objeto de un proyecto tan prometedor como inesperado. En las garras de la caza furtiva, es posible que estos animales salvajes ya no interesen a los matones en un futuro próximo. Los investigadores simplemente quieren hacer que sus cuernos sean radiactivos y, por lo tanto, inutilizables.

Haciendo los cuernos radioactivos

La energía nuclear permite la producción constante de electricidad y proporciona los medios para producir armas. ¿Y si esta tecnología también pudiera proteger a los animales? Esta idea es la que motiva el proyecto Rhisotope, resultado de una colaboración entre la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo (Sudáfrica) y Rosatom, la agencia federal rusa de energía atómica. Cazados furtivamente por sus cuernos, que tienen cierto valor en el mercado negro, los rinocerontes a menudo se encuentran indefensos. Gold, Sudáfrica hogar del 90% de estos animales salvajes todavía presente en el mundo.

Los investigadores del proyecto quieren inyectar isótopos estables de carbono e hidrógeno en sus cuernos después de perforar un pequeño agujero. Como resultado, estos cuernos radiactivos estarían bien. más fácilmente reconocible por los funcionarios de aduanas en el equipaje de los viajeros internacionales. Además, el transporte de materiales radiactivos está completamente prohibido. Con la amenaza que representa este doble riesgo, los científicos esperan que los cazadores furtivos ya no tendrá clientes a quién vender su botín y nunca más se atreverán a atacar a los rinocerontes.

rinoceronte radiactivo
Crédito: Rhisotope

Detenga el tráfico muy lucrativo

Recuerde que los cuernos de rinoceronte son muy populares, especialmente en Asia. Reducidos a polvo, tendrían propiedades medicinales. En conjunto, representan un marcador del estatus social de su dueño. En la plataforma del proyecto, los funcionarios recuerdan que los cuernos de rinoceronte vale más que el oro y el platino. Incluso se puede cambiar un solo cuerno por armas de fuego. Aún así, según los líderes del proyecto, el tráfico de animales salvajes se asocia muy a menudo con otro tráfico, a saber, el de armas y drogas. En 2020, el volumen de negocios del tráfico de vida silvestre fue estimado en 40 mil millones de euros.

El proyecto Rhisotope también incorpora un dimensión social. De hecho, los responsables están planificando la instalación de una clínica móvil que circule por el lugar donde viven los animales. Los residentes podrán beneficiarse de atención médica básica y medicamentos gratuitos. Se tratará principalmente de sensibilizarlos, en particular mediante documentación y productos derivados sobre el tema del rinoceronte. El objetivo, recordar que los humanos vivir en el mismo ambiente que estos animales y que no deben ser sacrificados.


.