Menos escuela para los niños: la idea de China para aumentar la tasa de natalidad

China está tratando de prevenir una futura crisis demográfica considerando una nueva política. Los primeros elementos de esta política tienden a soluciones aún vagas, pero sobre todo desiguales. Prueba de ello es la última idea del gobierno: acortar el tiempo que los niños pasan en la escuela.

¿Demasiado tiempo en la escuela?

A pesar del continuo crecimiento económico positivo, China se enfrenta a una envejecimiento acelerado de su población y la disminución gradual de su número de trabajadores (y trabajadores). En 2020, el país observó una caída en la tasa de natalidad del 15% en comparación con el año anterior. Según la Academia China de Ciencias Sociales, la población del país (que actualmente se acerca a los 1.400 millones) debería comenzar a disminuir en 2027. Otro dato preocupante: en solo cuatro años, una quinta parte de la población china tendrá más de 65 años. En la actualidad, el objetivo del gobierno chino es, por tanto, revivir la tasa de natalidad induciendo un baby boom.

Una de las ideas planteadas es garantizar que los niños, especialmente las niñas, pasar menos tiempo en la escuela. En este país, los niños comienzan la escuela a los 7 años, terminan la secundaria a los 19 y comienzan a trabajar alrededor de los 25 o 27 años si están estudiando en la universidad. En un artículo del diario chino The Global Times del 7 de marzo de 2021, el parlamentario Zhang Hongwei analiza el hecho de que una mujer que se jubila a los 55 años (edad legal de jubilación) habrá pasado más tiempo en la escuela que en el trabajo.

escuela china
Créditos: Servicio Europeo de Acción Exterior / Flickr

Algunas voces se pronuncian en contra de esta idea.

Por tanto, la idea es acortar la duración de los estudios, lo que permitiría a las jóvenes chinas acceder más rápidamente al mercado laboral. Ellos podrían entonces adquirir una cierta facilidad financiera más rápidamente permitiéndoles considerar con calma la posibilidad de tener hijos. Para Zhang Hongwei, quien propuso esta medida, también podría limitar el problema de la disminución de activos y, por lo tanto, la escasez de mano de obra emergente. Evidentemente, no todo el mundo está de acuerdo con esta forma de ver las cosas. En las redes sociales del país, muchos internautas están indignados de que los estudiantes simplemente considerado como trabajo. Otros sienten que no quieren trabajar demasiado temprano para adquirir una buena madurez a través de la educación.

El investigador educativo Chu Chaohui tampoco ve el sentido de tales medidas. Según él, el envejecimiento de la población china es un problema estructural de la sociedad. Esto no pudo resolverse acortando la duración de los estudios con el fin de aumentar la población activa. Además, esto tendría el efecto de aumentar la presión sobre escolares y estudiantes, que tampoco es deseable.

No hace mucho, se debatió otra idea en China: reducir la edad mínima legal para contraer matrimonio. Hoy en día, las mujeres pueden casarse a los veinte y los hombres a los veintidós, pero ese límite podría bajar a los dieciocho para todos. ¿La lógica detrás de esta medida? Cásate antes y siéntete listo para tener hijos tan temprano.


.