Naufragio de 375 años encontrado en el fondo de un río alemán

Los buzos se encontraron recientemente con un naufragio de un barco hanseático de casi 400 años de antigüedad a más de diez metros por debajo de la superficie del río Trave en el norte de Alemania. Según los análisis realizados en los últimos meses, el barco se habría hundido con más de 150 barriles de cal viva.

La embarcación fue encontrada durante las mediciones de rutina del río Trave por parte de la Autoridad de Vías Navegables en Kiel-Holtenau, Alemania. Trabajadores autorizados detectaron una anomalía sobre once metros de profundidad utilizando una ecosonda multihaz. Este es un tipo de sonda que se usa para mapear el fondo de las vías fluviales.

Investigadores de la Universidad de Kiel han pasado los últimos ocho meses examinando los restos. Las dataciones de las pocas vigas de madera restantes de la estructura realizadas en tres laboratorios revelaron que el barco debió haber sido construido a mediados del siglo XVII. Según Fritz Jürgens, arqueólogo de la Universidad alemana de Kiel, la carga del barco estaba cal vivaun material utilizado para hacer morteros y yesos para la construcción.

Un barco de tamaño mediano

Basándose en fotos y videos, los investigadores pudieron producir modelos 3D de la estructura. Estiman que el barco midió entre veinte y veinticuatro metros de largo. Eso lo habría convertido en un carguero de tamaño mediano en su tiempo. Hasta ahora, solo se han descubierto naufragios similares de diferentes siglos en la región oriental del mar Báltico, no en la vertiente occidental como es el caso aquí.

En la Edad Media y el período moderno temprano, la piedra caliza se extraía y luego se convertía en mortero.“, especifica el investigador en un comunicado de prensa. ” Según los hallazgos iniciales, el barco debía estar en ruta desde Escandinavia a Lübeck, pero nunca llegó a su destino. Se necesitarán más investigaciones para determinar por qué se hundió. Los primeros indicios sugieren que pudo haber encallado en un recodo del río Trave, donde sufrió graves daños y, por lo tanto, se hundió.“.

naufragio
Un gráfico de la construcción probable del barco y la disposición de los restos del naufragio. Créditos: Dr. Fritz Jürgens, Universidad de Kiel

Las diversas inmersiones realizadas en los últimos meses también han revelado que la madera y la carga expuestas estaban en riesgo de erosión. Algunas secciones de los restos fueron de hecho infestado de gusanos de mar. La erosión y la infestación desenfrenada de estos pequeños moluscos también podrían explicar por qué solo quedan unas pocas vigas del carguero alemán, además de su cargamento de cal.

Si no se toman medidas de protección, los restos del naufragio podrían destruirse en unos pocos años.