Un equipo de investigadores británicos propuso recientemente una reconstrucción digital de la máquina Antikythera. Este trabajo de reconstrucción es el más avanzado hasta la fecha en relación con esta reliquia. Según los responsables del estudio, una cosa es cierta: el conocimiento tecnológico de los antiguos griegos supera nuestra idea hasta el día de hoy.

¿Qué es la máquina Antikythera?

La Máquina de Antikythera (o Mecanismo de Antikythera) se considera el primera calculadora analógica antigua conocido. Esto hizo posible calcular posiciones astronómicas utilizando engranajes manuales (ruedas dentadas). Se trataba de anticipar los movimientos de los planetas que los griegos conocían en ese momento, así como el Sol y la Luna, para correlacionarlos con el calendario de eventos sociales (por ejemplo: Juegos Olímpicos).

Hasta donde sabemos, solo hay un ejemplo de esta máquina, cuyos fragmentos de bronce se descubrieron en 1901. Se encontraron en los restos de una galera romana antes del 87 a. C. AD, cerca de la isla griega de Antikythera. Sobre todo, esta única copia está incompleta y solo representa un tercio de lo que realmente era la máquina.

Una reconstrucción digital notable

Debido a su valor histórico, nadie ha intentado desmantelar esta misteriosa máquina. No obstante, un equipo de investigación del University College of London (Reino Unido) propuso recientemente una notable reconstrucción digital y sobre todo, un avance sin precedentes. Su publicación en la revista Informes científicos El 12 de marzo de 2021 detalla este trabajo realizado a partir de tomografías para obtener un volumen a partir de las mediciones. Sin embargo, estos mismos escaneos que datan de varios años ya habían revelado inscripciones ocultas en la máquina, es decir, datos matemáticos sobre su funcionamiento.

Los líderes del estudio combinaron las exploraciones tomográficas con cálculos del curador estadounidense Michael Wright. La persona en cuestión había construido en el pasado una réplica incompleta. Los investigadores también tuvieron en cuenta los cálculos del antiguo filósofo griego Parménides. Esta última elección fue bastante juiciosa en la medida en que para obtener una réplica fiel, corresponde integrar la postulados vigentes durante la Antigua Grecia. Entre estos postulados, encontramos la idea de que todo gira en torno a nuestro planeta (geocentrismo).

Máquina de Antikythera
Crédito: University College of London

Un mecanismo brillante y ultrapreciso

De su trabajo, los científicos pensaron que la máquina de Antikythera provenía de un ingenieria bajo ingenieria. El asombro fue tal que sintieron que nuestras ideas sobre las capacidades tecnológicas de los antiguos griegos debían ser cuestionadas. De hecho, la reconstrucción digital ha demostrado que los mecanismos de la máquina son ultraprecisos. Todo es preciso y esto no es casualidad, ya que los engranajes manuales caben en un compartimento cuya profundidad es solo 2,5 cm.

Los investigadores también se sorprendieron por las capacidades de la máquina. Este último podría calcular el longitudes eclípticas de la Luna, tanto del Sol como de los planetas. También podría calcular las fases sinódicas de los planetas, predecir eclipses y ascensos helíacos y conjuntos de estrellas y grandes constelaciones.

No obstante, se descubrieron errores. Sin embargo, estos no son no el hecho del mecanismo en sí, sino de la teoría del geocentrismo. Si los cálculos geométricos eran de cierta delicadeza, esta teoría errónea hacía mucho más difícil predecir los movimientos de los planetas. Para los investigadores, el siguiente paso será realizar la reconstrucción física de la máquina, utilizando su reciente reconstrucción digital.