¿Permitieron los rayos el desarrollo de la vida en la Tierra?

¿Por qué medios apareció la vida en la Tierra? Los investigadores se han preguntado durante siglos. Una nueva investigación sugiere que los rayos primordiales pueden haber jugado un papel crucial al permitir la liberación de fósforo.

Para desarrollar la vida, debes tener los ingredientes adecuados. Y entre ellos se encuentran los fosfatos. Estos iones, compuestos por tres átomos de oxígeno y un átomo de fósforo, forman parte de la columna vertebral del ADN, ARN y ATP (la principal fuente de energía de las células). De hecho, son esenciales para todas las formas de vida conocidas. La pregunta es: ¿cómo adquirió la Tierra estos compuestos esenciales?

Meteoros cargados de schreibersita

Hace unos cuatro mil millones de años, la mayor parte del fósforo natural del planeta contenía rocas insolubles. Imposible en estas condiciones poder transformarlos en fosfatos orgánicos.

Una teoría sostiene que nuestro joven planeta puede haber disparado estos compuestos de meteoritos que llevan schreibersita. Es un mineral compuesto en parte por fósforo, que también es soluble en agua. Si estos impactos del cielo cargados de schreibersita se hubieran estrellado en la Tierra durante suficiente tiempo, entonces el fósforo podría haberse liberado en un área concentrada, proporcionando las condiciones para que emerja la vida.

Dicho esto, hace entre 3.500 y 4.500 millones de años, cuando se manifestó por primera vez la vida en la Tierra, las simulaciones afirman que la tasa de impactos de meteoritos ya había disminuido exponencialmente. Por eso la teoría del “fósforo interestelar” no convence a todo el mundo.

Un estudio publicado este martes en Comunicaciones de la naturaleza ofrece una alternativa. Este trabajo, dirigido por Benjamin Hess de la Universidad de Yale, especula que miles y miles de millones de rayos que impactaron en la Tierra primitiva pueden haber ayudado a desbloquear compuestos de fósforo cruciales.

Un trillón de amor a primera vista

Sabemos que los rayos pueden calentar la materia cerca de 2.760 grados Celsius, que permite la formación de nuevos minerales. En el nuevo estudio, Hess y su equipo analizaron una roca caída por un rayo, llamada fulgurita, excavada en Illinois (Estados Unidos). Luego, los investigadores descubrieron que de hecho se habían formado pequeñas bolas de schreibersita en la roca, junto con una gran cantidad de otros minerales vidriosos.

A continuación, los autores investigaron si podrían haber caído suficientes rayos en la Tierra primitiva para liberar una cantidad significativa del elemento al medio ambiente.

relámpago de la vida de la tierra
La interpretación de un artista del entorno de la Tierra primitiva. Crédito: Lucy Entwisle

Gracias a modelos que tenían en cuenta la composición atmosférica de nuestro planeta en ese momento, los investigadores pudieron calcular el número de rayos anuales de la Tierra primitiva. Respuesta: entre mil y cinco mil millones, frente a poco más de 500 millones en la actualidad. En esta muestra, estiman que entre 100 millones y mil millones de rayos luego golpea las masas terrestres cada año (el resto se descarga sobre los océanos).

Finalmente, durante mil millones de años, hasta un quintillón (un 1 seguido de 18 ceros) de rayos podrían haber golpeado nuestra joven Tierra, cada vez con un poco de fósforo. El equipo calculó que hace entre 4.5 mil millones y 3.5 mil millones de años, los rayos por sí solos podrían haber entregado 110 a 11.000 kg de fósforo al año.

Entonces, ¿los rayos cayeron lo suficientemente expuestos como para favorecer la aparición de seres vivos en la Tierra? Esta es una pregunta a la que probablemente nunca tendremos una respuesta definitiva. Aún así, según este estudio, matemáticamente, sí es posible.


.