¿Por qué debemos evitar usar una botella de agua de plástico varias veces?

Muchos de nosotros ya hemos reutilizado varias veces una botella de plástico de un solo uso. Aún así, sería una mala idea. De hecho, algunos de estos envases son particularmente tóxicos y favorecen el desarrollo de bacterias.

Diferentes tipos de plasticos

Reutilizar botellas de plástico para llenarlas con agua del grifo es un gesto muy habitual. Algunas personas piensan inocentemente en la utilidad de estas botellas y otras tratan de evitar comprando plastico constantemente. Sin embargo, según un artículo de la revista GEO, debemos deshacernos de este mal hábito.

La mayoría de las botellas de plástico tienen un número dentro de un pequeño triángulo. Nos informa sobre el tipo de plástico que utilizó el fabricante. Sin embargo, tres plásticos son muy comunes: 1, 2 y 7. El número 1 se refiere al tereftalato de polietileno (PET) que se usa la mayor parte del tiempo en la fabricación de botellas de agua, refrescos o incluso vasos. 100% reciclable y requiere poca electricidad para fabricar, este es bastante ecológico. Sin embargo, su resistencia al calor es bastante baja, facilitando el desarrollo de bacterias.

El número 2 es relativo al polietileno de alta densidad (HDPE), más sólido y duradero. En la mayoría de los casos, se encuentra en detergente para ropa, jabón y otros recipientes con una capacidad de 3,5 litros. Finalmente, el número 7 se refiere a materiales plásticos (policarbonato) que no entran en ninguna otra categoría. Sin embargo, algunos de estos plásticos están hechos para ser reutilizados, como es el caso de los biberones. Sin embargo, estos envases pueden contener bisfenol A (BPA), un importante disruptor endocrino.

botella de plástico
Créditos: Kerkez / iStock

Toxicidad y crecimiento bacteriano

Aunque el bisfenol A está prohibido en Francia desde hace casi diez años, la reutilización de botellas de plástico sigue siendo motivo de preocupación. Se trata principalmente de la riesgo de lixiviación química. Al reutilizar estas botellas, algunos de los productos químicos del recipiente acaban en el agua. Los estudios sobre el tema no están todos de acuerdo, pero podría ser que se trate de una contaminación de las botellas de PET con antimonio. Además, si no hay consenso sobre la toxicidad de las botellas de plástico, este no es el caso de crecimiento de bacterias.

La ciencia está de acuerdo en que las botellas de agua reutilizables contienen una cantidad extremadamente alta de bacterias. El crecimiento microbiano también es muy rápido. Así, es evidente que si el desarrollo de bacterias afecta a los envases reutilizables, los de un solo uso no escapan al problema. Además, cualquier contenedor reutilizable debe limpiarse periódicamente para evitar la proliferación de gérmenes.