¿Por qué los paquetes de plástico hacen tanto ruido cuando los arrugas? » Cienciahoy

El crujido es causado por la liberación de energía potencial elástica cuando la envoltura se pandea de una configuración estable a otra.

Imagínese sentado en la última fila de su salón de clases, escuchando una conferencia aburrida. De la nada, tu mejor amigo saca una bolsa brillante de papas fritas y se la pasa. Intentas abrirlo en silencio, con sumo cuidado, y luego ¡bam! Miras hacia arriba y el profesor ya te está mirando.

Todos hemos estado allí. Todos hemos intentado desenvolver una barra de chocolate o una bolsa de papas fritas en un salón de clases silencioso o en una sala de cine, e invariablemente terminamos avergonzándonos. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué hace que los envases de plástico sean tan ruidosos?

YO TRATANDO DE CONSEGUIR UN SNACK TRANQUILO EN LA NOCHE meme

Propiedades de los envoltorios de plástico

La mayoría de los envases de plástico, desde envoltorios de dulces hasta bolsas de supermercado, están hechos de polímeros como polietileno, mylar o celofán. Las láminas delgadas de estos polímeros son excelentes paquetes, pero al mismo tiempo son excesivamente ruidosas.

Mano,Sosteniendo,Plástico,Bolsa,Aperitivo,Embalaje,Aislado,En,Blanco,Fondo

¡Apuesto a que puedes escuchar esta imagen! (Crédito de la foto: gato amarillo/Shutterstock)

Las láminas de plástico son delgadas, pero fuertes. No puedes estirarlos como el caucho, ni puedes romperlos doblándolos. Intente deformar una hoja de plástico plana y terminará con una masa arrugada y llena de pliegues.

Estos pliegues omnipresentes son los culpables del crujido de los envoltorios de plástico. Para entender cómo sucede esto, echemos un vistazo a sus propiedades elásticas.

Energía potencial elástica

Cuerpos elásticos vs plásticos

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con los cuerpos elásticos y plásticos, pero un repaso rápido puede ser útil.

Un cuerpo puede deformarse al aplicarle una fuerza. Cuando se elimina la fuerza, si el cuerpo rebota a su estado inicial, es elástico. En cambio, si la carrocería no vuelve a su configuración original, lo llamamos plástico.

Obviamente, los envases de plástico entran en esta última categoría.

Energía elástica

Cada vez que deformamos un cuerpo, le impartimos algo de energía, que se almacena como su energía potencial elástica. Cuando el cuerpo vuelve a su estado estable, esta energía se libera como energía cinética, calor, sonido o alguna otra forma de energía.

Por ejemplo, considere un arco y una flecha. Cuando tiras del arco, estás deformando el cuerpo y, por lo tanto, almacenando algo de energía potencial elástica en él. Cuando sueltas el arco, esta energía se convierte en energía cinética, lo que ayuda a disparar la flecha y el arco vuelve a su estado inicial.

Transformación de potencial en energía cinética

Transformación de la energía potencial elástica en energía cinética (Crédito de la foto: EreborMountain/Shutterstock)

Un tipo similar de conversión de energía ocurre en una hoja arrugada.

La estructura de una lámina de plástico arrugada

¿Alguna vez ha notado cuál es la ‘configuración estable’ de una lámina de plástico? Descansa plano. Eso es todo. Una lámina plana sin apenas deformaciones produce poco o ningún ruido cuando la manipulas. Si lo coloca en algún lugar, simplemente quedará plano.

Sin embargo, una vez que arrugas una hoja de plástico, sucede algo interesante. Líneas cruzadas o pliegues comienza a aparecer en la hoja y ya no cae plana.

Colorido, Dulces, Envolturas, En, Blanco, Fondo, Copia, Espacio

Envoltorios de caramelos de celofán arrugados (Crédito de la foto: lermont51/Shutterstock)

A diferencia de una hoja plana, que tiene una sola alineación estable, una hoja arrugada tiene múltiples configuraciones estables. Puede colocar una hoja arrugada en varias formaciones y permanecerá en ese estado, sin cambios, durante mucho tiempo. Una hoja plegada promedio puede tener cientos de configuraciones estables.

ilustración vectorial  polietileno de película estirada transparente de textura.  gráfico de elemento de diseño vectorial arrugado urdimbre de plástico

Las láminas de plástico arrugadas tienen múltiples configuraciones estables (Crédito de la foto: Art Kovalenco/Shutterstock)

Cada estado estable de la lámina triturada tiene una energía potencial elástica particular. Por lo tanto, cuando manipulamos un envoltorio arrugado en nuestras manos, estamos influyendo directamente en su energía.

La ciencia detrás del sonido crujiente

Según los estudios, se ha observado que el crujido de las hojas arrugadas se produce como “clics” discretos. El crujido no es continuo, sino más bien una serie de ráfagas de intensidad variable.

Tratemos de entender mejor qué causa esto.

Resumen,Azul,Textura,Azul,Plástico,Textura,Plástico,Bolsa,Para,Fondo

Lámina de plástico arrugada (Crédito de la foto: pernsanitfoto/Shutterstock)

Una lámina arrugada (por ejemplo, el envoltorio de un caramelo) permanece en uno de sus estados estables, con cierta energía potencial elástica, hasta que la deformamos. Cuando retorcemos o doblamos la hoja; el trabajo que hacemos se almacena como energía potencial.

Sin embargo, existe un límite en la cantidad de energía que puede contener una configuración. Cuando la energía excede ese límite, la hoja simplemente cambia a otra configuración y libera algo de energía en el proceso, lo que escuchamos como el ‘clic’.

La intensidad de este sonido depende de la configuración. Cuando los pliegues más grandes se rompen, producen un sonido más fuerte, mientras que el pandeo de los pliegues más pequeños envía ráfagas de ruido más débiles.

Transformación de potencial en energía cinética

Aplastar bolsas de plástico transforma la energía elástica en energía sonora (Crédito de la foto: patpitchaya/Shutterstock)

En resumen, cuando ‘desenvolvemos’ algo, estamos moviendo el paquete de plástico a través de una serie de configuraciones en poco tiempo. Como resultado, escuchamos una secuencia de múltiples clics, que definimos como el ‘sonido de arrugas’.

La analogía de la colina

Según los físicos, deformar una lámina de plástico es como empujar una roca por un terreno montañoso con muchas crestas.

Imagina una colina con muchos valles y crestas, e imagina empujando una roca colina arriba. Una vez que llegas a la cima, el único resultado es que la roca rueda cuesta abajo. Cuando rueda hacia abajo, se atasca en una de las crestas de la colina. Si repites el proceso, la roca puede quedar atrapada en otra cresta.

Aquí, la loma estriada se asemeja a las diversas configuraciones de la lámina. Empujar la roca hacia arriba es similar a acumular energía elástica. Cuando distorsionas la hoja, la energía elástica se acumula hasta que llega a un límite. Una vez que eso sucede, se libera energía y la hoja se dobla en una configuración aleatoria, al igual que la roca liberada se detiene después de quedar atrapada en una de las muchas crestas de la ladera.

Conclusión

Por lo tanto, el sonido de crujido de los envases de plástico se produce cuando la hoja de plástico arrugada se pandea de una conformación a otra.

Ahora ya sabes por qué parece que no puedes deshacerte de ese molesto sonido, sin importar cuán lento desenvuelvas la sábana. Al reducir la velocidad, no está esquivando el clic, solo lo está haciendo menos frecuente.

Como ha dicho el físico Eric Kramer, “Puedes seguir esa secuencia tan lentamente como quieras, pero cada paso de la secuencia va acompañado de un clic. Y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Ya sea que desenvuelva algo rápido o lento, la única forma de llegar a su dulce es lidiando con ese irritante crujido.

Lectura sugerida

¿Te resultó útil este artículo

Sí No