¿Qué es la fascia? » ABC de la ciencia

La fascia es como la capa exterior que rodea las partes internas de nuestro cuerpo. Es un tejido continuo que rodea nuestros órganos internos, tejidos y nervios que los une a todos. Cubre nuestro cuerpo por completo de la cabeza a los pies. Cuando era niño, nunca se me ocurrió qué era lo que realmente mantenía mi cuerpo en una sola pieza.

Seguramente has oído hablar de músculos, huesos, órganos, extremidades y otras partes del cuerpo que forman la red interconectada de diferentes células del cuerpo que trabajan juntas para llevar a cabo innumerables funciones.

Pero, ¿alguna vez has escuchado el término fascia?

Es una parte del cuerpo no tan común que ahora sabemos que es bastante crucial. Ayuda a unir todos nuestros tejidos, músculos y nervios, manteniendo nuestro cuerpo físicamente en una forma.

Vídeo recomendado para ti:

¿Qué tipo de parte del cuerpo es la fascia?

Crecí pensando que nuestros huesos eran la base sólida sobre la cual se construyeron nuestros músculos y órganos, pero nunca consideré que había algo que ayudaba a que todos los componentes internos del cuerpo se mantuvieran juntos. Eso es lo que se descubrió que era la fascia. También ayuda a que la piel se conecte a las capas internas del tejido. Es el propio pegamento del cuerpo, lo que lo convierte en una sola unidad conectiva.

Fascia suena importante, entonces, ¿por qué no se conoce comúnmente? Bueno, la medicina occidental lo pasó por alto en gran medida durante mucho tiempo. Las partes del cuerpo como huesos, órganos o músculos son contables y tienen una forma distinta. Pueden ser estudiados y bien clasificados. Los huesos se podían ver a través de rayos X y los músculos se podían estudiar a través de electromiografía.

Sin embargo, décadas atrás, no teníamos las herramientas adecuadas para estudiar la fascia. Fue bastante difícil clasificar la fascia, ya que es un gran tejido conectivo que rodea todo el cuerpo. Cuando los médicos estudiarían el cuerpo humano, por lo general se quitaría toda la fascia para que los órganos y tejidos pudieran verse claramente en los cuerpos de muestra. Nadie entendió realmente su importancia.

Con los avances tecnológicos y médicos, ahora contamos con mejores técnicas de obtención de imágenes de tejidos. Con estos desarrollos, pudimos estudiar y comprender la fascia. Adorablemente, fue apodado “Cinderella Tissue” debido a su significado sutil pero alto. Sin embargo, los investigadores aún no pueden finalizar la definición exacta de fascia.

¿De qué está hecha la fascia?

La fascia es una matriz de colágeno, y el colágeno es una proteína que todos los animales poseen. Hay muchos tipos, que constituyen aproximadamente el 25% de la proteína total en un mamífero.

El colágeno es la proteína estructural en: tejidos conectivos, cartílagos, huesos, uñas, dermis y cabello.  Síntesis y tipos de colágeno.  ilustración para uso médico, científico y educativo.  protección de la piel

Muchos tejidos del cuerpo contienen colágeno. (Crédito de la foto: Designua/Shutterstock)

La fascia está hecha de densas fibras de colágeno que forman una malla. Las fibras se enredan juntas, formando una sólida red de apoyo. Hay diferentes tipos de colágeno, dependiendo de la composición proteica, y forman diferentes tipos de fascia. Los diferentes tipos de fascia tienen otras propiedades que les otorgan varias funciones.

¿Cuáles son las diferentes categorías fasciales?

La fascia se puede dividir en tres categorías principales: fascia superficial, fascia profunda y capas relacionadas con los músculos.

Fascia superficial es tejido conectivo suelto que contiene colágeno y que contiene la grasa de nuestro cuerpo dentro de él.

Fascia profunda es una fascia libre de grasa que forma una capa protectora sobre los nervios, vasos sanguíneos, órganos y glándulas.

Él capas relacionadas con los músculos, como sugiere su nombre, cubre cada músculo del cuerpo.

Ilustración de la estructura de la anatomía del músculo esquelético - Vector (Teguh Mujiono) s

Fascia profunda que cubre los vasos sanguíneos. (Crédito de la foto: Teguh Mujiono/Shutterstock)

¿Cuál es el papel de la fascia en el cuerpo?

Fascia hace más que solo brindar apoyo a las partes de nuestro cuerpo y mantenerlas en forma. Como la fascia proporciona conexiones inseparables entre los músculos, es responsable de nuestros movimientos suaves. Cuando caminamos o nos agachamos para tocarnos los dedos de los pies, nuestros músculos se contraen suavemente y se relajan en armonía con la ayuda de la fascia.

Cuando doblamos los brazos o las rodillas y movemos las articulaciones, los vasos sanguíneos y los nervios vecinos se mueven sin restricciones debido al soporte de tejido que proporciona la fascia. El tejido fascial distribuye uniformemente la carga de trabajo entre los músculos. Por ejemplo, la fascia plantar ayuda a mantener nuestro estilo de caminar sin que seamos conscientes de ello todo el tiempo. Guía los músculos de nuestros pies para que demos cada paso de manera adecuada, donde el talón toca el suelo primero, seguido de la punta.

Una ilustración de la anatomía de un pie con síntomas de fascitis plantar.

Fascia plantar en los pies. (Crédito de la foto: rob9000/Shutterstock)

Con los nuevos avances en la visualización de tejidos, como la microscopía electrónica, los investigadores descubrieron que los tejidos fasciales poseen muchas terminaciones nerviosas. Esto sugiere que la fascia también juega un papel en nuestras sensaciones de estímulo. ¡Sentimos la presión, el dolor, la temperatura y las vibraciones musculares con la ayuda de la fascia!

Después de ir al gimnasio, el dolor que golpea al día siguiente proviene de los receptores del dolor o nociceptores en nuestros tejidos fasciales. Todos los demás dolores que sentimos en los huesos y ligamentos también son percibidos por los receptores presentes en la fascia.

Este video en YouTube resume muy bien la importancia de la fascia.

Conclusión

A medida que llegaron mejores herramientas para estudiar la fascia, se abrieron las puertas a muchas nuevas áreas de investigación. Podemos entender mejor cómo los músculos perciben las vibraciones y sensaciones y transmiten esta información a los nervios. Al comprender la fascia, se pueden mejorar las prácticas de fisioterapia, lo que ayudará a los atletas profesionales a mejorar su rendimiento. La fascia también puede cambiar la forma en que entendemos la salud y la enfermedad, ya que ahora sabemos que todo nuestro cuerpo está unido por una red interminable de colágeno.

Incluso hay algunas investigaciones que sugieren que la fascia regula nuestras emociones. Si nuestro sistema fascial está perturbado, nuestros sentimientos también lo están. Eso explicaría por qué algunas personas se sienten inquietas o irritadas después de estar sentadas en posiciones incómodas durante largos períodos de tiempo.

La ciencia solo ha arañado la superficie de este misterio de cuerpo completo, ya que aún queda mucho por descubrir sobre la fascia y sus funciones esenciales.

Lectura sugerida

¿Te resultó útil este artículo

Sí No