¿Qué hace que nuestra orina sea de color amarillo? » Cienciahoy

El agente colorante de la orina se conoce como urobilinógeno, lo que le da el distintivo tono amarillo y se produce por la descomposición de la bilirrubina.

Envoltorios de chocolate, latas de refrescos y restos de papel… estos son solo algunos ejemplos de los residuos que producimos a medida que funcionamos en nuestra vida diaria. ¡Nuestros cuerpos también funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, aunque internamente, y los desechos que producen deben ser muchos!

Los desechos que produce nuestro cuerpo debido a nuestros numerosos procesos biológicos vienen en muchas formas y formas. Se excreta por los tres principales órganos excretores: los pulmones, los riñones y la piel. Estos órganos manejan algunos productos de desecho, como la orina, las heces, el sudor e incluso el dióxido de carbono que exhalamos.

El contenido de humedad en el cuerpo (Detox)

Los principales productos de desecho del cuerpo humano son las heces, la orina y el sudor. (Crédito de la foto: matsukiyo8379/Shutterstock)

Hablemos de los desechos líquidos que producimos, principalmente la orina y el sudor. Estos dos son muy diferentes, incluso si su forma es la misma. El sudor es en gran parte claro, mientras que la orina, la mayor parte del tiempo, tiene un tono claramente amarillo.

Entonces, ¿qué le da color a la orina?

Vídeo recomendado para ti:

¿Cómo se forma la orina?

Cuando se hornea un pastel de terciopelo rojo, el colorante alimentario rojo se agrega después de haber formado la masa del pastel. Del mismo modo, para comprender de dónde obtiene su color nuestra orina, primero repasaremos su formación.

La orina es creada por el sistema excretor presente en nuestro cuerpo, específicamente los riñones, la vejiga urinaria, las vías urinarias y la uretra. Si el sistema excretor fuera una fábrica, los riñones serían el sector manufacturero, la vejiga urinaria sería la instalación de almacenamiento, las vías urinarias el sistema de entrega y la uretra el punto final final del paquete.

El,Sistema,urinario,Etiquetado

El sistema urinario es responsable de la producción de orina. (Crédito de la foto: joshya/Shutterstock)

Los riñones, los órganos rojizos con forma de frijol, se encuentran a ambos lados de nuestra médula espinal, un poco más arriba que el punto medio. Los riñones (y el sistema renal) trabajan principalmente para extraer y expulsar los desechos creados en nuestro cuerpo, debido a procesos como la digestión.

La digestión de las proteínas da como resultado aminoácidos, que se descomponen en el hígado para producir amoníaco tóxico. Este amoníaco luego se convierte en urea, una forma menos tóxica.

La urea entra en nuestro torrente sanguíneo. Los riñones eliminan esta urea de nuestra sangre en tres pasos: filtración, reabsorción y secreción. Todos estos pasos ocurren en pequeñas unidades conocidas como nefronas que forman el riñón.

La nefrona es la unidad estructural y funcional microscópica del riñón.

Las nefronas son las unidades funcionales del riñón en las que se produce el proceso de formación de la orina. (Crédito de la foto: VectorMine/Shutterstock)

La filtración tiene lugar en el glomérulo, una malla de capilares sanguíneos que actúa esencialmente como filtro. A medida que nuestra sangre pasa a través de esta malla, se filtran sus componentes, sales, glucosa y urea. Sabemos que la urea es tóxica para nuestro organismo, pero la glucosa y las sales, como el sodio y el potasio, son esenciales para la supervivencia, y nuestro organismo no puede permitirse el lujo de perderlas todas.

Aquí viene el proceso de reabsorción. También ocurre en las nefronas, en este proceso, los nutrientes y la mayoría del agua son absorbidos nuevamente por el cuerpo.

Durante la reabsorción, sin embargo, se reabsorbe el exceso de agua y sal, e incluso la urea. Por lo tanto, el proceso secretor trabaja para secretar algunas de estas sales y otros metabolitos para mantener la concentración adecuada de estas moléculas requeridas por el cuerpo.

Siguiendo estos procesos, se forma el producto urinario final, que viaja a través de los uréteres hasta la vejiga urinaria, donde se almacena. Nuestras vejigas urinarias pueden contener hasta 1000 ml de orina. Sin embargo, 300-400 ml es normalmente nuestra señal para la llamada de la naturaleza.

Entonces, ¿cómo adquiere su color la orina?

Los glóbulos rojos de nuestro cuerpo se degradan para producir un pigmento verde conocido como biliverdina, que se degrada aún más para dar lugar a un pigmento amarillo, conocido como bilirrubina.

La bilirrubina es responsable del distintivo color amarillo ocre impartido a los productos de desecho, la bilis y las heces. Parte de esta bilirrubina también escapa a la sangre, formando urobilinógeno, que se excreta a través de la orina.

Durante el proceso de filtración y reabsorción, nuestros riñones filtran este urobilinógeno (o urocromo) de la sangre y lo secretan a través de la orina. Es este urobilinógeno el que colorea la orina con su tono claramente amarillento.

creativo-vector-ilustracion-orina-prueba-chat

El color de la orina depende de nuestro nivel de hidratación. (Crédito de la foto: MIKHAIL GRACHIKOV/Shutterstock)

Sin embargo, el espectro de color de la orina depende principalmente de nuestros niveles de hidratación. Si bebemos mucha agua, nuestra orina contiene mucha agua, diluyendo el pigmento urocromo y haciendo que nuestra orina sea de color amarillo muy claro o completamente incolora. Por otro lado, en personas con deshidratación severa, la orina contiene agua insignificante y es de color ámbar oscuro, debido a las altas concentraciones de urocromo.

Conclusión

El color de la orina también puede cambiar dependiendo de nuestra dieta o medicación. Por ejemplo, tomar cápsulas de vitamina B convierte el color de la orina en un verde neón brillante, y si una persona comiera muchas zanahorias o batatas, los pigmentos rojos que contienen estos vegetales, conocidos como carotenoides, colorearían la orina de un color amarillo oscuro o naranja.

Sin embargo, el principal agente colorante de la orina es el urobilinógeno, y el color de la orina se aclara cuando una persona bebe más agua y se mantiene bien hidratada.

Lectura sugerida

¿Te resultó útil este artículo

Sí No