¿Qué soluciones para protegerse del sol?

El sol tiene muchos beneficios para el cuerpo y la mente. Es la principal fuente de vitamina D, esencial para la consolidación de huesos y dientes, estimula las hormonas del bienestar y juega con la moral. Dicho esto, sus beneficios siguen siendo menos importantes que sus efectos nocivos. En esto, es necesario protegerse adecuadamente a la hora de exponerse.

Estar bien equipado contra los rayos UV del sol.

El primer reflejo a adoptar, tanto en verano como en invierno, para protegerse de la insolación y otras quemaduras solares, es equípate en consecuencia. Por lo tanto, no debe olvidarse la sombrilla para la terraza, jardín o balcón.

bajo un paraguas, el riesgo de quemaduras en la piel debido al sol es limitado. El parasol se presenta en una amplia gama, con múltiples formatos y colores para cubrir todas las necesidades. También es un verdadero activo decorativo que otorga privacidad al espacio exterior.

La vela de sombra, el toldo o el cenador y la pérgola también son equipamientos recomendados para pasar un verano sereno. Por lo tanto, es aconsejable elegir una sombrilla cuyo tejido sea capaz de bloquear adecuadamente los rayos del sol. El parasol puede ser recto o compensado. En este último caso, la lona no se encuentra en línea con el mástil. Estos modelos son particularmente práctico para muebles de jardín ya que no requieren un agujero en la mesa.

Buena protección solar

El protector solar es esencial para protegerse de las quemaduras solares y preservar la integridad de su piel. De hecho, debe tenerse en cuenta que si bien es agradable broncearse, el capital solar de la piel es limitado. El abuso de la exposición directa puede conducir no solo a quemaduras a corto plazo, sino también a promover el envejecimiento prematuro de la piel, así como la aparición de enfermedades graves.

protector solar de playa
Créditos: dimitrisvetsikas1969/Pixabay

¿Cómo elegir tu protector solar?

Para empezar, es necesario centrarse cremas que indican claramente su índice SPF así como el nuevo logo europeo UVA, aunque esto último todavía no es obligatorio. La protección también debe adaptarse según el tipo de piel. He aquí algunos ejemplos :

  • Pieles muy claras con pecas: factor de protección solar 50+
  • Pieles muy claras con pecas que aparecen con el sol: SPF 50+
  • Piel clara: SPF 30 a 50
  • Piel oscura: FPS 30
  • Piel oscura: IP 15 a 30
  • Piel muy oscura: SPF 15 a 30

Los niños se ven especialmente afectados y debe protegerse con una crema con un SPF muy alto. No obstante, se recomienda equiparlos con camisetas y otras prendas específicas para evitar problemas por completo.

En general, es fundamental protegerse con una crema capaz de bloquear los rayos UVA y UVB.

¿Cómo aplicar protector solar?

Las áreas más expuestas deben cubrirse primero, es decir, la cara y especialmente la nariz o las orejas, en lo que no pensamos con suficiente frecuencia. Es bueno, además, para estas áreas en cuestión,optar por un factor de protección más alto a la aplicada al cuerpo. Tienes que aplicar la crema. 20 minutos antes de la exposición entonces cada dos horas. Por supuesto, la crema debe volver a aplicarse después de cada baño, incluso si el bálsamo es resistente al agua.

Las reglas de oro para protegerse del sol

Unos hábitos muy simples de adoptar son suficientes para protégete de manera efectiva efectos nocivos del sol. En el apogeo de la hermosa estación, es aconsejable no te expongas entre el mediodía y las 4 p.m.. Por supuesto que es necesario llevar sombrero y gafas de sol. Este último también debe elegirse con cuidado, en particular en caso de reverberación importante, como en las pistas de esquí, por ejemplo. Es recomendado no confíes en las nubes. De hecho, estos últimos no protegen contra las quemaduras solares como podría pensarse. Por último, la exposición al sol requiere una buena hidratación.