¿Qué son las placas de extensión y cómo funcionan?

Los tableros de extensión son múltiples enchufes eléctricos conectados en paralelo entre sí y encerrados en una caja a prueba de golpes. Extienden el alcance de los enchufes eléctricos de pared mediante un cable de alimentación flexible.

Etiquetar simplemente las placas de extensión como un aparato electrónico es una gran injusticia. Con uno de estos, no tienes que escalar paredes para alcanzar esa toma de corriente distante, ¡ni los compañeros de casa se ven obligados a pelear por quién carga primero su teléfono! Se pueden conectar varios dispositivos juntos, y esta humilde placa de extensión se convierte en un centro de actividad crítica.

e-reader-splitter-earphones-recharge-gadgets-computer-cables-many-loading-connector-power-adapter_t20_P0bg3d

Los cables de extensión son partes indispensables de todos los hogares (Crédito de la foto: envato)

Este ingenioso dispositivo plug-and-play tiene una ciencia igualmente simple detrás, ¡así que profundicemos!

¿Cómo funcionan las placas de extensión?

Una regleta de enchufes o una placa de extensión se compone de varios enchufes conectados de forma independiente a un cable de alimentación flexible y encerrados en una carcasa de plástico a prueba de golpes.

Obtiene energía de los enchufes de pared y la distribuye entre los dispositivos conectados a estos enchufes múltiples. Las placas de extensión pueden variar en diseño, y algunas tienen características como interruptores individuales e indicadores LED para indicar qué enchufe se está utilizando actualmente.

La característica más destacada de las placas de extensión es que distribuyen la energía por igual entre los dispositivos conectados. Esto permite que todos los dispositivos funcionen sin problemas y se logra conectando los enchufes individuales en “paralelo” entre sí.

Flujo de corriente en un circuito.

Conductividad

La diferencia de potencial se induce mediante la introducción de una fuente de alimentación

Al igual que el agua fluye a través de dos áreas que tienen diferencias de altitud, la corriente fluye entre dos puntos que tienen diferencias de potencial.

Para que la corriente fluya a través de un circuito, debe estar conectado a una fuente de alimentación que cree una diferencia de potencial. Esta diferencia de potencial también se conoce como voltaje.

El flujo de corriente en un circuito se rige por la Ley de Ohm, que expresa el voltaje como un producto de la resistencia del circuito y la corriente que fluye a través de él.

Matemáticamente, se representa como:

V = IR,

donde V es el voltaje en el circuito, I es la corriente y R es la resistencia proporcionada por el circuito al flujo de esa corriente.

Todos los electrodomésticos conectados en un circuito consumen corriente, lo que provoca que la resistencia fluya hacia adelante en el circuito. Por tanto, están representados como tales. Según la disposición de las resistencias en un circuito, un circuito se puede clasificar en serie o en paralelo.

Circuitos en serie

Circuitos en serie

Los electrodomésticos están conectados en secuencia en un circuito en serie (Crédito de la foto: Drp8 / Shutterstock)

En un circuito en serie, todas las resistencias (aparatos) están conectadas en una secuencia, de modo que la totalidad de la corriente fluye a través de ellas. En los circuitos en serie, el voltaje cae a través de cada resistencia, mientras que la corriente permanece constante en todo momento. Un ejemplo del mundo real de un circuito en serie son las cadenas de luces eléctricas utilizadas para la decoración festiva. Una gran desventaja de un circuito en serie es que la falla de un aparato en el circuito conduce a la interrupción de todo el circuito.

Circuitos paralelos

Circuito paralelo

Los electrodomésticos están conectados en secuencia en un circuito paralelo (Crédito de la foto: Drp8 / Shutterstock)

En los circuitos en paralelo, todas las resistencias están conectadas a una fuente de alimentación común, aunque a lo largo de rutas individuales dedicadas.

Como cada aparato tiene su circuito “propio”, todos los aparatos tienen el mismo voltaje. Su consumo de corriente depende de sus resistencias individuales, lo que hace que el consumo de corriente total sea una suma de las corrientes individuales extraídas por cada aparato. El flujo de corriente en un bucle de un circuito paralelo no depende de otros. Esto hace que los circuitos en paralelo sean útiles en las placas de extensión.

Protección contra sobretensiones

Si bien el principio subyacente de las placas de extensión es bastante simple, las propias placas son mucho más que un simple ensamblaje de circuitos paralelos. Deben diseñarse teniendo en cuenta el consumo de energía de los electrodomésticos que se conectarán a ellos. Como los circuitos en paralelo son capaces de absorber fuertes corrientes, es esencial incorporar protección contra sobretensiones para evitar daños eléctricos o incluso cortocircuitos e incendios.

Diseño de cable de alimentación

Cables de conexión eléctrica

Los cables de cobre de varios espesores están clasificados por su capacidad de carga (Crédito de la foto: Siberian Art / Shutterstock)

Los cables de suministro de energía, generalmente fabricados con excelentes conductores, como el cobre, se clasifican según su capacidad de carga. Como regla general, los cables más gruesos transportan más corriente que sus homólogos más delgados, debido a la mayor superficie dentro de la estructura molecular del cable. Del mismo modo, los cables de derivación y los contactos eléctricos que distribuyen la corriente a sus respectivos bucles deberían poder soportar la demanda de los aparatos.

Cuando el consumo de energía excede la capacidad del hardware de suministro, puede provocar incendios y otras fallas catastróficas.

Cortacircuitos de fusibles

Fusible

Los fusibles contienen un cable corto que se derrite en caso de un aumento peligroso de la corriente (Crédito de la foto: Flickr)

Los fusibles son dispositivos de seguridad instalados entre la fuente de alimentación y los aparatos en circuitos que son capaces de generar grandes corrientes. Están hechos de un conductor relativamente pobre, como una aleación de estaño y plomo. Esto les permite fundirse cuando la corriente excede su valor nominal.
A medida que se derriten, el circuito se rompe, interrumpiendo el flujo de corriente excesiva a los electrodomésticos y protegiéndolos de posibles daños. Con el uso de interruptores automáticos en miniatura (MCB) en las redes eléctricas modernas, prevalece una capa adicional de seguridad contra los accidentes eléctricos.

Toma de tierra

cable de extensión-regleta-de-alimentación-cable-de-extensión-protección-de-sobrecarga-conmutada-individual-enchufe-universal_t20_Rz9aKw

Las placas de extensión vienen con un enchufe de 3 clavijas para ayudar a conectar a tierra la corriente excesiva (Crédito de la foto: envato)

Las placas de extensión que admiten varios dispositivos suelen tener un enchufe de 3 clavijas para ayudar en la conexión a tierra. Puesta a tierra o puesta a tierra se refiere a la desviación segura de cualquier exceso de corriente hacia una superficie que se encuentra constantemente a bajo potencial. Esta es una medida preventiva para los dispositivos a bordo de la regleta.

Por lo general, se recomienda no conectar varios dispositivos de dibujo pesados ​​a una placa de extensión. Sin embargo, si es extremadamente necesario hacerlo, solo se deben usar cables de extensión que estén clasificados para manejar un flujo de corriente tan fuerte. Las placas de extensión también vienen con indicadores e interruptores LED para cada toma, lo que brinda a los usuarios un control adicional. El flujo de corriente a una determinada toma se puede encender o apagar con su respectivo interruptor, independientemente de otras tomas.

Avances

Los avances en torno a los cables de extensión superan el sistema tradicional de enchufes y enchufes

Los avances en torno a los cables de extensión superan el sistema tradicional de enchufes y enchufes.

Los tableros de extensión son herramientas eléctricas simples que ofrecen una utilidad simple pero esencial: extender el alcance de una fuente de alimentación para satisfacer sus necesidades. Pueden ser un cable simple que simplemente conecta un electrodoméstico al enchufe de la pared, o pueden ser una regleta de enchufes extendida que permite conectar múltiples dispositivos en un solo lugar.

A pesar del cambio de paradigma hacia los hogares inteligentes y la carga inalámbrica, estamos muy lejos de los dispositivos autoalimentados que funcionan de forma independiente durante períodos prolongados sin una fuente de alimentación de enchufes de pared. Sin embargo, la electricidad ya no está restringida al sistema tradicional de enchufes y tomas que solo suministra corriente eléctrica. Las opciones de fuente de alimentación que también integran capacidades de transferencia de datos, como USB y HDMI, se están apoderando lentamente de los enchufes de pared tradicionales, por lo que podemos esperar que se desarrolle una tecnología de extensión continua en torno a estos avances.