Restos humanos de nuevo tipo encontrados en Israel

Un equipo de investigadores anuncia que han identificado una nueva especie del género Homo en Israel. Estos individuos probablemente coexistieron junto con los humanos modernos y los neandertales, compartiendo conocimientos y cruzando con ambos grupos. Los detalles del estudio se publican en la revista Science.

Una nueva especie del género Homo

Hace unos diez años, un equipo de paleontólogos dirigido por Israel Hershkovitz de la Universidad de Tel Aviv encontró varios huesos cerca de la ciudad de Ramla en el centro de Israel en el sitio de Nesher. A unos ocho metros de profundidad, eran visibles los restos de animales (caballos, uros y ciervos) y humanos, acompañados de unas herramientas. Diez años de análisis finalmente revelaron que los huesos humanos de Nesher Ramla pertenecían a un nuevo tipo de Homo. El individuo habría evolucionado allí. entre 120.000 y 140.000 años.

Los huesos de este humano sugieren que esta especie compartía características con los neandertales, especialmente en los dientes y las mandíbulas. Por el contrario, desarrollaron cráneos más parecidos a los de linajes humanos más arcaicos. A diferencia de los humanos modernos, tampoco tenía barbilla.

Los investigadores también compararon los huesos con otros fósiles “desconcertantes” encontrados anteriormente en Israel. Los investigadores se han referido a los de la cueva de Tabun, de 160.000 años, los de la cueva de Zuttiyeh, de unos 250.000 años, y los de la cueva de Zuttiyeh, de 400.000 años. Tras analizar todos estos restos, el equipo “se dio cuenta de que todos pertenecían al mismo grupo“, Apunta el paleontólogo.

Entonces, probablemente estemos frente a un nuevo tipo de humanos, pero esta especie también habría evolucionado en la región durante un largo período de tiempo, entre 400.000 y 100.000 años atrás.

huesos humanos
Fósiles del cráneo y la mandíbula del Homo Nesher Ramla encontrados en Israel. Crédito: Universidad de Tel Aviv

Una larga convivencia

No es todo. De hecho, los investigadores han descubierto que las herramientas que se encuentran cerca de estos huesos (las puntas de lanzas o flechas). Estos nuevos hallazgos sugieren que dos grupos de humanos han vivido uno al lado del otro en el Medio Oriente durante más de 100.000 años, hace entre 100.000 y 200.000 años: esta nueva especie, obviamente en la región hace unos 400.000 y 100.000 años, y los humanos modernos llegaron allí hace unos 200.000 años.

Estas dos especies probablemente compartieron conocimientos y herramientas. Los investigadores descubrieron que las herramientas que se encuentran cerca de estos nuevos huesos (las puntas de lanzas o flechas) se habían fabricado de la misma manera que en los humanos modernos. También pueden haberse cruzado.

De hecho, estudios anteriores sugieren que el ADN humano moderno entró en el acervo genético de los neandertales hace unos 200.000 años. Sin embargo, la evidencia arqueológica señala que los humanos modernos no ingresaron a Europa por primera vez hasta hace unos 45.000 años. ¿Cómo explicarlo? Hershkovitz y su equipo sugieren que los “humanos híbridos”, fruto del acoplamiento entre el Homo Sapiens y el grupo de Nesher Ramla, pueden haber introducido el ADN humano moderno en los neandertales europeos.

Repensar los movimientos migratorios

Finalmente, el último punto, el descubrimiento de esta nueva especie también pone en tela de juicio la tesis privilegiada del surgimiento del neandertal en Europa. “Los fósiles de Nesher Ramla nos hacen cuestionar esta teoría sugiriendo que los antepasados ​​de los neandertales europeos ya vivieron en el Levante hace 400.000 años“, Explica Israel Hershkovitz.

Si hemos de creer en esta idea, pequeños grupos del tipo Homo Nesher Ramla han emigrado a Europa, donde han evolucionó hasta convertirse en los neandertales “clásicos”. “De hecho, nuestros hallazgos implican que los famosos neandertales de Europa occidental son solo los restos de una población mucho más grande que vivió aquí en el Levante, y no al revés.“, Concluye la investigadora.


.