Revelada la estructura del ingrediente activo de Pepto-Bismol

Aunque se usó durante más de un siglo para tratar molestias gástricas, Pepto-Bismol siguió siendo un producto relativamente desconocido. De hecho, la estructura del subsalicilato de bismuto, el ingrediente activo de Pepto-Bismol, solo se ha documentado rigurosamente recientemente.

Una estructura desconocida durante 120 años

Desde entonces comercialización de Pepto-Bismol a principios del siglo XX, para deleite de los estómagos frágiles, la estructura molecular de su ingrediente activo resistió el análisis de los científicos. Según nota de prensa del 13 de abril de 2022, un equipo de la Universidad de Estocolmo (Suecia) ha conseguido resolver el misterio que rodea a la estructura de este ingrediente conocido como subsalicilato de bismuto, o subsalicilato de bismuto. Los investigadores lograron estos resultados utilizando técnicas avanzadas de microscopía electrónica.

Aunque no participó del estudio, Alexandre Gagnon, profesor de química de la Universidad de Quebec en Montreal (UQAM), fue cuestionado sobre el tema por la revista Ciencia de Quebec el 6 de septiembre de 2022. Según el tema, la estructura del subsalicilato de bismuto ha sido objeto de especulaciones en libros de quimica hasta hoy. El experto aseveró que dado que el subsalicilato de bismuto no es soluble, los métodos tradicionales no sirven para el análisis de su estructura.

Mencionemos en particular la Cristalografía de rayos X, el método más común para determinar la estructura de las moléculas. Esta técnica requiere cristales de buena calidad y en grandes cantidades, lo que no es posible con el subsalicilato de bismuto. De hecho, el ingrediente tiende a formar cristales muy pequeños.

Pepto-Bismol
Créditos: ajay_suresh / Wikimedia Commons

El uso de dos técnicas avanzadas

Los investigadores suecos recurrieron entonces a dos técnicas avanzadas : difracción de haz de electrones y microscopía electrónica de transmisión de barrido. Por tanto, la primera técnica utilizaba un haz de electrones en lugar de rayos X, lo que permitía estudiar cristales de menor tamaño y calidad. Así, los científicos pudieron deducir la estructura de la molécula observando la interacción de los electrones con los cristales.

A continuación, la microscopía electrónica de transmisión de barrido generó una imagen que mostraba el apilamiento de moléculas. Luego, los investigadores descubrieron que el subsalicilato de bismuto tiene una estructura de varias capas, con variaciones en la secuencia de apilamiento moléculas. El ingrediente tiene una estructura polimérica agradable, lo que explica por qué es insoluble.

Entonces, después de 120 años de comercializar Pepto-Bismol, finalmente se comprende mejor la droga. Sin embargo, si esta investigación no cambia nada sobre su consumo, tal vez algún día haga posible desarrollar un fármaco más eficaz.