Se acerca el cambio climático para el cacao y el café de Europa

Desde el café hasta el chocolate, al menos el 40% de las importaciones agrícolas de la Unión Europea (UE) serán “altamente vulnerables” a la sequía para 2050, según un nuevo estudio. Esto se debe a que muchos de los países en los que la UE depende para sus importaciones de alimentos se verán gravemente afectados por el cambio climático si no se implementan las medidas de adaptación.

Granos de cacao. Crédito de la imagen: Flickr / Angelina Portales

La investigación descubrió que el 35% de los lugares desde los que la UE importa productos agrícolas se verán afectados por sequías graves para 2050. Si bien el riesgo se reduciría con la adaptación al cambio climático, la mayoría de los alimentos que importa la UE provienen de países con una financiación limitada. cualquier medida, como el cacao de Costa de Marfil y Ghana.

“Los impactos del cambio climático no solo están ocurriendo dentro de sus fronteras”, Ertug Ercin, investigador principal, le dijo a The Guardian. “El estudio da evidencia de cómo estamos interconectados globalmente a través del comercio y cómo los desastres climáticos fuera de nuestras fronteras pueden afectar nuestras vidas directamente y pueden ser realmente relevantes para nuestra sociedad y economía. No podemos simplemente ignorarlo más “.

Debido al cambio climático, Europa ha experimentado un aumento de las olas de calor y condiciones de sequía sin precedentes en los últimos años, lo que ha interrumpido su propia producción agrícola. Pero su vulnerabilidad al clima extremo y al cambio climático trasciende sus fronteras. Muchos de sus sectores económicos y el consumo de alimentos utilizan materias primas procedentes de todo el mundo, y esos impactos se han explorado menos.

Los investigadores se centraron en ocho cultivos, incluidos el cacao, el café y la caña, que necesitan cantidades importantes de lluvia para crecer y que con frecuencia se importan a la UE. Determinaron cómo cambiará la sequía bajo un escenario de bajas emisiones (RCP2.6) y un escenario de emisiones intermedias (RCP6.0), consistente con las políticas climáticas actuales.

El siguiente gráfico muestra el porcentaje de importaciones de alimentos a la UE que se cultivan en regiones con diferente gravedad de la sequía. Los investigadores compararon la severidad de la sequía de 2010 con la severidad proyectada para 2030, 2050 y 2085 bajo los dos escenarios de emisiones. En el escenario RCP6.0, solo el 18% de las importaciones provendrán de países con baja severidad de sequía para 2050.

Crédito de la imagen: los investigadores.

Problemas en el horizonte

La UE ahora representa un tercio del consumo mundial de café, explicaron los investigadores. El mercado de exportación está dominado por Brasil y Vietnam, que juntos proporcionan la mitad de las importaciones de café de Europa, que según el estudio se verán significativamente afectadas por el aumento de las sequías en el futuro cercano debido al cambio climático.

Hasta el 44% de los lugares de suministro de las importaciones de café serán altamente vulnerables a la sequía debido al cambio climático, encontró el estudio. Mientras tanto, solo el 28% de la vulnerabilidad de las importaciones de café será menor en comparación con las condiciones climáticas actuales. Los suministros de Brasil, Vietnam e Indonesia se verán afectados, mientras que los de Colombia y Uganda serán menos vulnerables.

La UE también es una región clave para el sector del cacao, ya que representa más de la mitad de las importaciones mundiales de granos de cacao. La mayoría proceden de países en desarrollo, principalmente de África occidental. El estudio encontró que alrededor del 28% de las importaciones de cacao se originarán en lugares de alta a muy alta vulnerabilidad a la sequía en 2050 bajo el escenario RCP6.0.

Los investigadores encontraron que habrá mayores niveles de vulnerabilidad a la sequía para el suministro de granos de cacao de Indonesia y Malasia en los próximos años. Costa de Marfil y Ghana tendrán una vulnerabilidad menor, mientras que Perú, Colombia, Uganda y Gabón se beneficiarán del cambio climático y serán menos vulnerables a la sequía en 2050.

Otros productos básicos también experimentarán desafíos. La UE produce solo alrededor del 3% de la soja que utiliza, pero el 60% de las importaciones de soja provendrá de lugares con una alta vulnerabilidad a la sequía para alrededor de 2050 en el escenario RCP6.0. Al mismo tiempo, el 61% de las importaciones de aceite de palma serán muy vulnerables a la sequía, especialmente de Indonesia.

Para los investigadores, los hallazgos muestran que se necesita una acción inmediata para prevenir los posibles impactos negativos. Argumentan que la adaptación es necesaria “en todos los niveles de toma de decisiones” y piden considerar opciones caso por caso, como abastecerse de otras regiones, invertir en nuevas áreas de mercado y apoyar a las regiones con esfuerzos para reducir su vulnerabilidad.

El estudio fue publicado en la revista Comunicaciones de la naturaleza.