¿Se puede caminar sobre planetas gaseosos?

No es posible caminar sobre un planeta gaseoso como Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. Si pones un pie en la “superficie” de uno de estos planetas, te hundirás en él.

En Júpiter la presión sería tan alta que tendrías la sensación de haber chocado contra una pared y también sentirías los efectos de su rotación, es el planeta con la rotación más rápida. El día dura solo nueve horas, esto genera vientos muy fuertes que pueden llegar hasta los 480km/h. Para hacer una comparación, el huracán Kathrina que azotó Estados Unidos en agosto de 2005, uno de los cinco huracanes más violentos de la historia, tuvo rachas de viento de hasta 219 km/h.

En Neptuno y Urano en cambio podrías caminar hasta llegar a “tocar” temperaturas muy bajas. Por lo tanto, no es posible caminar sobre un planeta gaseoso, incluso si teóricamente uno puede cruzarlo. Sin embargo, dado que ninguna nave espacial puede resistir este cruce, todavía tenemos un conocimiento incompleto de la composición exacta de estos “gigantes gaseosos” y “gigantes de hielo”.

Planetas gaseosos y planetas terrestres

La mitad de los planetas de nuestro sistema solar se denominan “gigantes gaseosos” o “planetas de Júpiter” en referencia a Júpiter. Dichos planetas también pueden tener un núcleo rocoso o metálico. Los gigantes gaseosos son Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, en orden de distancia al Sol, metro

La Tierra, Marte, Venus y Mercurio son planetas rocosos, también llamados “planetas telúricos o terrestres”. Y están formados por diversas rocas y minerales que se encuentran en tres envolturas concéntricas: la corteza, el manto y el núcleo. LA Los planetas gaseosos son enormes esferas de gas mucho más grandes que los planetas telúricos.. Cada uno tiene sus propias particularidades.

¿De qué está hecho un planeta gaseoso?

Un planeta gaseoso está compuesto en gran parte por gas, no tiene una superficie definida, el límite entre la atmósfera y el planeta es indistinguible. Todavía tiene un núcleo duro, aunque muy pequeño. Cuanto más te acercas al centro de un planeta gaseoso, más aumenta la presión del gas y la temperatura se vuelve extrema, ¡en Júpiter, por ejemplo, alcanza los 6000 grados!

Hay dos tipos de planetas gaseosos en el sistema solar.

  • Júpiter y Saturno son planetas que consisten en gran parte de dos gases ligeros, hidrógeno y helioque se encuentran por miles de kilómetros de espesor.
  • Urano y Neptuno son “gigantes de hielo”, ya que tendrían una gruesa capa de hielo formada por agua, amoníaco y metano y solo tendrían un 20% de gas (hidrógeno y helio) en su composición.