Sustancias tóxicas están presentes en algunos útiles escolares

En Francia, la Agencia Nacional de Seguridad y Salud Alimentaria, Ambiental y Laboral (ANSES) realizó un informe pericial sobre material escolar. Sin embargo, los resultados muestran la presencia de varias familias de sustancias químicas peligrosas en dichos suministros.

muchos productos quimicos

Cada año, la conmoción alrededor de los útiles escolares es una especie de tradición. Sin embargo, ¿sospechan los padres que algunos de estos objetos útiles en la escuela y en el hogar contienen sustancias tóxicas? Ciertamente no. No obstante, en comunicado de prensa del 7 de julio de 2022, la ANSES detalló una pericia llevada a cabo en numerosos suministros : bolígrafos, pegamentos, lápices, correctores y cuadernos entre otros.

Según la ANSES, la productos químicos más comúnmente encontrados son ftalatos, benceno, nitrosamitas, bisfenol A, colorantes, perfluorados (PFAS), metales pesados ​​(cadmio, níquel, etc.), compuestos orgánicos volátiles (COV), isotiazolinonas, hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), así como sustancias aromáticas

Los útiles están presentes en la escuela, pero también en casa y en la oficina. ANSES, por lo tanto, considera que es necesario regular mejor la presencia de ciertas sustancias que podría dañar la salud de los consumidores. Este es particularmente el caso de los niños que son más propensos a llevarse estos objetos a la boca. Sin embargo, cabe señalar que ni Francia ni ningún otro país europeo ha pensado hasta ahora en establecer una normativa específica para el material escolar y oficina

útiles escolares
Créditos: Anna Kim / iStock

Cambio en un futuro cercano

En relación con su uso, determinados suministros como lápices de colores, pinturas y otros rotuladores son considerados como juguetes de acuerdo con la ley sobre la seguridad de los juguetes (n°2009/48/EC). Así, estos objetos caen bajo la prohibición de sustancias cancerígenas, mutagénicas o tóxicas para la reproducción (CMR) para su fabricación. Por lo tanto, la ANSES quisiera ampliar esta prohibición a todos los útiles escolares.

Esta medida debe limitar o incluso eliminar la presencia de ciertas sustancias preocupantes, como ftalatos, sustancias aromáticas, ciertos metales y HAP. Como primer paso, ANSES solicita a los fabricantes que eliminen ciertas sustancias de fragancia (o familias de sustancias) independientemente de los cambios regulatorios y predecir ciertos comportamientos predecibles como “masticar”.

ANSES también destaca que es muy importante realizar regularmente realizar acciones de vigilancia del producto presentes en el mercado con el fin de garantizar que los fabricantes cumplan con la normativa vigente. Incluso posiblemente se hable de pruebas más extensas, particularmente en lo que respecta a la composición de los suministros y su capacidad de transferencia.