Tesoro ‘perdido’ de fósiles redescubierto después de 70 años

Los paleontólogos redescubrieron por primera vez un sitio fósil aislado hace más de 70 años en Uruguay. Los primeros investigadores no habían podido registrar sus coordenadas exactas. Mientras estuvo allí, el equipo encontró muchos fósiles de alrededor de 260 millones de años, especialmente plantas. En ese momento, se dieron las condiciones ambientales ideales para la preservación de estos organismos.

Un tesoro para la paleontología

El sitio es conocido como “Cerro Chato”. Investigadores que realizaban trabajos de mapeo lo descubrieron y describieron por primera vez en 1951. En aquella ocasión habían recolectado varias decenas de fósiles, testimoniando desde entonces la importancia del sitio fosilífero para la paleontología nacional y mundial. Sin embargo, los recursos tecnológicos disponibles en ese momento no permitieron la referenciación geográfica exacta del sitio fosilífero. A partir de entonces, había caído un poco en el olvido.

Finalmente, el sitio fue ubicado nuevamente hace tres años como parte de un esfuerzo conjunto de varias universidades del país. ” Este yacimiento fosilífero representa un verdadero tesoro para la paleontología mundial, en particular para los estudios sobre la evolución florística de un período geológico único en la historia de la Tierra, el Pérmico.“, explica Joseline Manfroi, paleobotánica de la Universidad de Vale do Taquari en Rio Grande do Sul.

Los investigadores ya han recogido más de cien fósiles de plantas. Entre ellos se encuentran varios ancestros de las coníferas y helechos actuales. Los investigadores también recuperaron varios fósiles de peces y moluscos. Todos esos tesoros reposan ahora en el acervo científico del Laboratorio de Paleobiología de la Unipampa, en São Gabriel, donde serán analizados.

sitio fósil
Los investigadores excavan un enorme fósil vegetal. Créditos: Ferraz et al.

Un período crucial

Este trabajo ayudará a los investigadores a recopilar información sobre la distribución de estas plantas en todo el mundo, además de recopilar evidencia sobre la clima de la epoca. Recuerde que el final del período Pérmico está marcado por la extinción masiva más grave conocida a lo largo del tiempo geológico. En aquella época, más del 90% de la vida en la Tierra de hecho fue destruido, probablemente debido a las perturbaciones climáticas.

Tenga en cuenta que los primeros exploradores solo podían rascar la superficie de estos depósitos de fósiles. Estos últimos están efectivamente atrapados en una piedra caliza muy gruesa. Ahora, los investigadores pueden usar la retroexcavadora. Y aunque fue redescubierto hace casi tres años, todavía queda mucho camino por recorrer. El equipo estima que han buscado solo alrededor de un tercio de todo el espacio disponible. Todos estos fósiles podrían ser, por lo tanto, sólo los la punta del iceberg.

Los detalles del estudio se publican en la revista. Paleodest de la Sociedad Brasileña de Paleontología.