¿tienen relación con las enfermedades cardiovasculares?

Recientemente en Francia, un estudio tuvo como objetivo identificar los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardiovasculares para prevenirlas mejor. En el centro de esta investigación encontramos los edulcorantes, un tipo de aditivo alimentario bastante controvertido.

Un amplio estudio realizado en Francia

Después de que los azúcares añadidos hayan sido claramente identificados como favoreciendo la aparición de enfermedades crónicas, los fabricantes de alimentos han adoptado masivamente los edulcorantes artificiales. Sin embargo, el papel de estos aditivos en la aparición de determinadas enfermedades sigue siendo objeto de debate, y los datos al respecto son insuficientes. En nota de prensa del 8 de septiembre de 2022, el Inserm se refiere a un estudio sobre la consumo general de edulcorantes así como los riesgos en cuanto a enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

El equipo (formado también por investigadores del INRAE, el CNAM y las universidades Sorbonne Paris Nord y Paris Cité) analizó datos de salud de 103,388 adultos participando en el estudio de cohorte francés NutriNet-Santé. Primero, los voluntarios completaron un cuestionario sobre su estilo de vida, su estado de salud, su historial médico y su consumo de alimentos en detalle. Según los investigadores, el documento permitió evaluar con precisión la exposición de estas personas a los edulcorantes.

edulcorantes
Créditos: MamaMiaPL / iStock

Los líderes del estudio luego obtuvieron información sobre el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares durante el período de seguimiento, es decir, de 2009 a 2021. Se realizaron análisis estadísticos para estudiar las asociaciones entre el consumo de edulcorantes y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se tomaron en cuenta muchos factores como el tabaquismo, la edad, la actividad física así como la ingesta de energía pero también el azúcar, el alcohol, el sodio, los ácidos grasos, la fibra, la carne roja, entre otros.

Conclusiones bastante inquietantes.

Según los científicos, el consumo total de edulcorantes está asociado a una mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y más concretamente, las enfermedades cerebrovasculares. Además, el estudio concluyó que el aspartamo tenía un vínculo más fuerte con la enfermedad cerebrovascular, mientras que el acesulfame-K y la sucralosa tenían un vínculo más fuerte con la enfermedad coronaria.

Para los funcionarios, sus conclusiones concuerdan con las de otros estudios, pero se necesita más investigación en otras cohortes a gran escala para poder reproducir y confirmar los resultados. Finalmente, Inserm explica que el estudio en cuestión se suma al último informe de la OMS sobre edulcorantes, destacando que estos últimos no representan una alternativa segura al azúcar.